Apuntes del Rayo-Deportivo

211

La responsabilidad de Víctor Fernández en la mejoría del equipo, la aportación de los laterales de largo recorrido y el papel de los fichajes invernales, entre otros temas de interés del análisis del encuentro entre madrileños y gallegos.

1. He de reconocer que cada vez me gusta más este Deportivo. Se ha tardado en dar con la tecla, pero ahora lo encuentro un equipo sólido, que juega junto dejando pocos espacios, que está cada vez más compacto y que cuenta con un gran potencial en ataque. Las incorporaciones en este mercado invernal han hecho la plantilla más competitiva y con más recursos, sobre todo en el centro del campo y en la delantera. La defensa, además, está funcionando de forma notable. Veremos si la llegada de Borja López o la posibilidad de Insua puedan apartar a Lopo de la titularidad porque Sidnei es el mariscal.

2. Sin duda hay que aplicar su parte de responsabilidad en esta mejoría del equipo a Víctor Fernández, que por fin ha encontrado un once que le funciona. Uno de los cambios más relevantes durante la temporada fue el de poner en el ruedo a Álex Bergantiños, criticado en su momento y que a día de hoy se ha ganado el reconocimiento de la afición por su incombustible trabajo y dotar al equipo de un equilibrio inexistente en la primera vuelta. Pero el de Álex no ha sido el único cambio en este curso. Fabricio por Germán Lux, Juanfran en el lateral, José Rodríguez en la derecha, la pareja de centrales, retirar a Medunjanin y Cuenca de la titularidad, la plaga de lesiones en la línea de mediapuntas… muchas pruebas hasta encontrar el interruptor correcto. No ha sido fácil.

3. Lo que se ve desde fuera es que se ha asentado el 4-2-3-1 en el Deportivo. Después de probar con tres centrales, con tres mediocentros y en alguna ocasión con dos delanteros, Víctor Fernández ha encontrado su equipo con su dibujo fetiche, ése que utilizó en mayor medida tanto en el Zaragoza como en el Celta de Vigo. Dentro de este esquema, adopta un papel capital el coruñés Lucas Pérez. Puede ser que el viernes no fuese tan influyente en el juego del equipo, pero aporta trabajo y liderazgo en el rincón más importante del ataque, carencias del equipo durante buena parte del curso.

4. Dos jugadores que se han hecho importantes en el juego del equipo, tanto con balón como sin él, son los dos laterales. Carrileros de largo recorrido, ambos tienen una clara vocación ofensiva por su pasado como volantes y aportan muchísimo en la salida desde atrás y en la llegada desde los costados. Tener a dos jugadores así, que además cuentan con grandes conceptos tácticos y técnicos, es una bendición para el conjunto blanquiazul. Juanfran y Luisinho son indiscutibles en este equipo.

5. Mejor imposible el debut del costarricense Celso Borges con la zamarra blanquiazul. El internacional tico mostró un gran despliegue físico en el estadio de Vallecas y una llegada a portería desde el centro del campo que ya pocos recordábamos. Me gustó su sacrificio en defensa y el orden que impone con su juego en el centro del campo. Dos goles para enamorar a la afición.

6. El otro fichaje invernal que se ha ganado un puesto en el equipo es Oriol Riera. El trabajo que aporta el catalán es incuestionable, un trabajo además muy poco agradecido. Choca con los zagueros rivales, presiona la salida de balón del contrincante y se desgasta por el bien del equipo. Los goles llegarán, quizá cuando no se lo espere ni él mismo. Por ahora su aportación es evidente.

Compartir.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. En Riazor.org desde finales del 2007.

Comentarios están cerrados.