Apuntes del Real Sociedad-Deportivo

28

Las sensaciones del debut de Víctor Sánchez, la disposición inicial y los cambios que más se han notado hasta ahora, temas de interés del análisis del encuentro entre vascos y gallegos.

1. Buenas sensaciones en el debut de Víctor Sánchez del Amo en el banquillo blanquiazul. El madrileño volvía a la banda del Deportivo casi 10 años después de haberse marchado tras la primera temporada de Joaquín Caparrós en el Deportivo. Víctor trajo aires nuevos a un equipo que psicológicamente lo necesitaba. Con poco tiempo para entrenar y ensayar nuevas, el nuevo técnico decidió que lo mejor era recuperar mentalmente a sus jugadores, exigirles que podían dar más de lo que estaban dando, recuperar su confianza y motivarlos para este final de Liga. Y se notó desde el primer partido.

2. Ha cambiado la intensidad de este Deportivo, capaz ahora de remontar dos veces un resultado adverso en el mismo partido. Se recuperó del gol inicial de Xabi Prieto de penalti y de la extraordinaria volea de Chory Castro con pundonor y orgullo. Sin miedo. Si este Dépor está capacitado a armarse desde atrás, recuperando la sobriedad defensiva que el equipo tuvo con Víctor Fernández durante casi dos meses, está capacitado para luchar de tú a tú a cualquier equipo. Venga ahora el Atlético, el Villarreal o haya que visitar San Mamés o la Rosaleda.

3. No cambió sin embargo Víctor Sánchez la disposición y el dibujo inicial que traía de serie el otro Víctor. El Dépor repitió el 4-2-3-1 y ninguna sorpresa de alcance en el once que dispuso sobre el campo. Recuperó la titularidad Oriol Riera en detrimento de Toché, volvieron tras sanción Cavaleiro y Lucas Pérez y le dio la alternativa a José Rodríguez en la banda derecha, al que le pidió que aportase trabajo y ayudas en el centro del campo. Detrás de los cuatro atacantes, nuevamente Celso Borges y Álex Bergantiños.

depreal

4. Una de las señas de identidad de este nuevo Deportivo es que no le quema el balón en los pies. No rechaza llevar el mando y aunque aún no ha alcanzado la buscada profundidad por las bandas, sí es capaz de dominar el partido (53% del Dépor frente al 47% de la Real) y superar al rival en cuanto a ocasiones (16 frente a 9). No estamos hablando de cifras escandalosas, pero ver esto en el debut de un nuevo entrenador con solo tres sesiones de entrenamiento con sus hombres. Y sobre todo contra un rival como la Real Sociedad, que es un equipo que lucha por llevar el manejo del encuentro gracias a jugadores como Canales, Granero o Xabi Prieto.

5. Otro de los aspectos que han cambiado en este Dépor es la importancia de las acciones a balón parado. Lucas Pérez fue el protagonista de todos los lanzamientos, incluido el disparo desde los once metros. En saques de esquina y lanzamientos laterales, el coruñés buscó una y otra vez el primer palo donde esperaban el centro los jugadores más corpulentos del Deportivo. Allí estaban Borges, Lopo y Sidnei buscando la prolongación o el remate directo. Finalmente no hubo acierto en ninguna acción, pero sí que se notó una mano de trabajo, una intención y una previsión de hechos. Ahora ya no saca el balón parado el jugador que esté más cerca del balón y los rematadores ahora saben donde deben ir a buscar el balón antes de que este salga de la bota del lanzador.

6. Un último detalle que representa el trabajo que está queriendo desarrollar Víctor Sánchez del Amo, como bien me apunta mi compañero Jorge García, son las ganas que tiene el equipo de querer defender juntos, dejando el mínimo espacio posible entre líneas. Si presionaban un poco, eran todos o varios los que acudían a esa presión, no lo que se veía en los últimos meses, cada uno haciendo la guerra por su cuenta. Por personalizar en un jugador, en este caso Álex Bergantiños, comentar que robó más balones que en otras ocasiones sin la necesidad de hacer tantos metros como en anteriores partidos. Un dato a tener en cuenta.

7. La mayor sorpresa del once de Víctor Sánchez del Amo fue la inclusión de Manuel Pablo en el costado izquierdo. El que en estos momentos es el jugador más longevo de la plantilla (más incluso que el propio entrenador) cuajó una actuación individual sobresaliente. Demuestra profesionalidad, demuestra orgullo y es un ejemplo para los jóvenes que han tenido sus oportunidades este año y que no han sabido aprovecharlas. Para mi gusto, gran acierto de Víctor apostando por él. A posteriori, claro está, pero no cuesta reconocerlo. Antes, el ‘2’ blanquiazul solo había jugado un encuentro como titular en Liga, realizando otro gran partido en el 2-0 cosechado por el Dépor en el Bernabéu hace dos meses. Chapó.

Compartir.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. En Riazor.org desde finales del 2007.

Comentarios están cerrados.