¿Crees que los fichajes han estado a la altura de las expectativas generadas?

541

Martín Castiñeira y Jorge García valoran desde diferentes puntos de vista el mercado de fichajes del Deportivo. ¿Tú qué opinas?

La directiva del Deportivo estuvo cerca de cerrar la incorporación de Kostas Mitroglou durante el mes de agosto, un fichaje ‘de Champions’ impensable en junio tras el regreso del conjunto herculino a Primera División. Sin embargo, el dinero Olympiakos apareció cuando quedaban pocos días del mercado veraniego, y todo se torció para los gallegos después de mucho tiempo trabajando en la operación. Tras haber anunciado antes la llegada de un jugador que iba a “ilusionar” a la afición y de las negociaciones fallidas por Ramis o Zuculini, la secretaría técnica herculina tuvo que recurrir a otros menos mediáticos, lo que desde entonces ha generado un debate en el deportivismo en torno a si el mercado ha sido positivo o no para los intereses coruñeses.

De este tema debaten dos de nuestros redactores, Jorge García y Martín Castiñeira, en nuestro último contrapunto, con puntos de vista muy diferentes. Y tú, ¿crees que los fichajes del Dépor han estado a la altura de las expectativas generadas?


Jorge García

Martín, puedo entender tu decepción con las últimas semanas del mercado, pero yo prefiero responder a esta pregunta con perspectiva. El Dépor llegó al 1 de septiembre tras realizar doce incorporaciones que reforzaron a la plantilla blanquiazul en todas las posiciones salvo la portería: dos centrales (Sidnei y Diakité), dos laterales (Canella y Juanfran), dos mediocentros (José Rodríguez y Medunjanin), dos jugadores de banda (Cuenca y Salomão), dos enganches (Lucas y Fariña) y dos delanteros (Postiga y Cavaleiro, que llegó para ser extremo pero su rol habitual será otro). Por ello, considero que la directiva ha conformado una plantilla con profundidad y nivel suficientes para lograr la salvación, algo que el 1 de julio se antojaba difícil debido a su inexperiencia en el mercado y a las dificultades económicas.

Seamos realistas. Pocos creíamos tras el ascenso que el Deportivo pudiese firmar a hombres de la calidad y cotización de Lucas, Fariña o Cuenca, y menos aún a recientes mundialistas como Medunjanin o Postiga. Hay que ver todo con perspectiva y no quedarse en las últimas semanas, sino irse dos meses atrás y ver que se ha formado una plantilla muy completa, con nombres importantes que, analizados fríamente, ilusionan. Y lo más importante, todos los que han llegado lo han hecho para ser titulares y no para hacer bulto o para ser meros parches.

Entonces, ¿ha cumplido el Dépor las expectativas en el mercado? El sí, para mí, es rotundo. Cierto, la directiva y Víctor hicieron soñar a la afición con un colofón de mayor renombre que Sidnei, Diakité o Postiga al hablar de la llegada de un futbolista que iba a “ilusionar al deportivismo”. Pero el que valore lo positivo o no de todo un verano que se presentaba difícil solo por la no contratación de ese jugador -y sobre todo el que se ilusionase en exceso con él- es que no sabe de dónde viene este club, que además está ‘obligado’ por sus limitaciones económicas a estirar el mercado hasta el final. Lo dicho, no hay que perder la perspectiva.

NO


Martín Castiñeira

Basta con seguir un poco las redes sociales o los comentarios de esta propia web para observar que el final de mercado desesperó al deportivismo más de lo que lo ilusionó. Tras la llegada de Haris Medunjanin y a falta de una semana para empezar la Liga en Granada, prácticamente todo el mundo coincidía -yo también- en señalar que el Dépor se estaba reforzando bien. Con jugadores de talento y acordes a la idea del nuevo entrenador. Sin embargo, aún faltaban al menos dos fichajes clave: un delantero y un central “titulares”.

Es un tópico pero también muy cierto que los partidos se ganan en las áreas, y ahí, tanto en la propia como en la del rival, necesitaba el Deportivo futbolistas que aportaran un pequeño salto de calidad. Y tanto desde el cuerpo técnico como desde la directiva se habló de “fichaje estrella para la delantera”, de “un hombre que ilusionará al deportivismo” o de “un central con experiencia en Primera”. A esto habría que sumar la cronología de nombres que fueron saliendo a la palestra y compararlos con los que finalmente aterrizaron Riazor. Botía, Ilori, Coates, Ramis: Sidnei y Diakité. Bojan, Jonas, Mitroglou: Hélder Postiga. A mí, los 12 partidos de Sidnei en el Espanyol se me antojan insuficientes para catalogarlo como “un central con experiencia en Primera” y Hélder Postiga con 32 años y tras un curso con muchos problemas lesiones no me parece el “hombre que ilusionará al deportivismo”. No creo que sean malos fichajes, pero sí que el club apuntó alto, permitió que sus objetivos aparecieran día tras día en la prensa, que la afición se ilusionara, no fue capaz de cerrarlos y terminó firmando a jugadores a priori bastante por debajo de esas famosas “primeras opciones”.

Repito, para mí no son malos fichajes, pero ni se acercan a las altas expectativas generadas durante semanas. Seguramente ese haya sido el gran error de la directiva en su primer mercado de fichajes. Si se hubiesen llevado en secreto negociaciones como la de Mitroglou o no se hubiese hablado de fichajes “TOP”, el sabor de boca actual del aficionado sería mejor.

TERMÓMETRO DE LA AFICIÓN:

Sorry, there are no polls available at the moment.
Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.