David Rochela, un triunfador en la ‘ciudad de la felicidad’

42

A sus 24 años, el exjugador del Deportivo de La Coruña disfruta del fútbol en Tailandia, donde comparte alegrías en el Buriram United con otros viejos conocidos de la competición española como Carmelo o Andrés Túñez.

Lejos de los principales focos del fútbol internacional y en las proximidades de la frontera noreste de Tailandia con Camboya, la bandera del ayuntamiento de As Pontes fue protagonista y acompañante de una de las mejores noches de la carrera de David Rochela. Un año y tres meses después de dejar atrás el Deportivo, el zaguero formado en el conjunto herculino ha vuelto a saborear el lado más dulce del balompié. Lo hizo el pasado 3 de noviembre, tras revalidar el título de campeón de la Thai Premier League (TPL) con el Buriram United, una victoria alcanzada tras varios giros de timón -el equipo llegó a tener hasta a tres entrenadores- y sólo tres puntos por encima del Chonburi, segundo en la clasificación final.

Buriram, una pequeña ciudad a 410 kilómetros de Bangkok, vive ahora un pequeño sueño desde que Newin Chidchob -presidente del club y político provincial- decidió comprar la franquicia y trasladarla de Ayutthaya a su ciudad natal en el año 2010. Ahora, el Buriram United es uno de los equipos más poderosos de Tailandia, una circunstancia auspiciada por el equilibrio económico aportado también por Chidchob, un tipo excéntrico y pasional que prima a sus jugadores por cada victoria y cada gol, disfruta viendo el partido desde el banquillo junto al cuerpo técnico en vez de hacerlo desde el palco y admite -en un pequeño guiño a Silvio Berlusconi- mostrar la táctica a seguir a sus jugadores en algunos encuentros.

La tendencia de mezclar fútbol y política en Tailandia, en auge en los últimos años, encontró en Thaksin Shinawatra -el que fue en su momento primer ministro del país y presidente del Manchester City- al pionero en iniciar un camino que Chidchob se ha propuesto recorrer con celeridad y pisando fuerte. Además de Rochela, de su mano llegaron al equipo azulón otros nombres con pasado en la liga española como Andrés Túñez, Carmelo, Manuel Redondo o Javier Patiño, referentes de un vestuario que contó también anteriormente con Jesús Berrocal -ahora en la Ponferradina-, Ósmar -zaguero formado en el Racing de Santander- el técnico asturiano Alejandro Menéndez, con pasado en el Celta de Vigo y el propio Racing.

Menéndez, que fue cesado en abril de este año tras una mala racha de dos victorias en ocho partidos al comienzo de la competición, tuvo mucho que decir en el éxito reciente del club, el cual conquistó la triple corona de la TPL durante la temporada pasada pese a la buena línea previa existente en cursos anteriores. Así, una pequeña población de casi 29.000 habitantes que, en su mayoría, trabajan en el sector primario, se congregan sábados y domingos para seguir con ilusión a su equipo en el New I-Mobile Stadium, un recinto con un corte muy inglés y dotado de más aforo que el total de ciudadanos de Buriram -32.500 localidades-.

Llamada ‘la ciudad de la felicidad’ por el propio significado de su denominación en siamés, Buriram estalló de alegría hace menos de una semana tras un gol de penalti de Rochela, que otorgó el triunfo al equipo dirigido por el carioca Alexandre Gama ante el Police United. El encuentro, que terminó 2-1 a favor del líder, puso el broche final a un curso donde la pequeña colonia española fue clave para la consecución del objetivo. El canterano deportivista -usado por Gama como central y lateral ocasional- se convirtió en el cacique de ambas áreas, con cinco tantos en 37 encuentros. Junto a él, Carmelo -con 13 tantos en su cuenta- y Patiño -internacional por Filipinas por los orígenes de su madre-, que con 21 goles fue el máximo realizador del equipo y el segundo de una competición donde ver a un futbolista brasileño como argumento ofensivo es algo más que habitual.

Así, con 24 años y una experiencia más en su bolsillo, David Rochela cerró el curso en una liga que no volverá hasta marzo de 2015 y en la que ya no estará acompañado por Carmelo. A sus 32 años, el jugador canario al que Fernando Vázquez dio la alternativa en Primera División con la U.D. Las Palmas no fue renovado por la entidad comandada por Chidchob y buscó hueco en el Suphanburi, sexto clasificado en la última temporada. Mientras tanto, Rochela sigue disfrutando del fútbol lejos de la presión que suele acompañar en los países punteros del continente europeo, un éxito personal y profesional que, quién sabe, quizá le devuelva algún día al club de su vida.

Compartir.

Sobre el Autor

Nacido en Corme (1989) y criado en A Coruña. Me licencié en Historia por la Universidad de Santiago de Compostela, finalicé un Máster en Comunicación e Industrias Creativas y, entre medias, me fui desviando poco a poco hacia mi verdadera pasión: ser reportero. En Riazor.org he dado pasos hacia ello siempre con la perspectiva humana del fútbol como referencia, al tiempo que genero contenidos para la empresa Betmedia.

Comentarios están cerrados.