Diego Ifrán, al detalle

137

Mikel Recalde, periodista de Noticias de Gipuzkoa, analiza al que se presume como próximo fichaje del conjunto herculino. Diego Ifrán, a fondo.

MIKEL RECALDE

Diego Ifrán (26 años) llegó a la Real al final del verano de 2010 convaleciente de su primera operación del ligamento cruzado de su rodilla derecha. La Real pagó 1,5 al Danubio por el 50% de sus derechos. Su incorporación fue una petición expresa del entrenador txuri-urdin por aquel entonces, el ex defensa deportivista Martín Lasarte que siempre habló maravillas sobre sus posibilidades. No pudo debutar hasta al 7 de marzo de 2011, en un partido ante el Hércules. Su primer gol lo anotó ante el Málaga y en un encuentro Santander, en el último minuto, lanzó una espectacular falta directa, una de sus grandes especialidades, que se estrelló en la madera en lo que podía haber supuesto el empate de la Real. Y, por supuesto, en su gol más recordado en Donostia, anotó el empate ante el Barcelona de una remontada que permitió salvar el récord de partidos imbatidos en Primera que ostenta el club vasco desde 1980 al picar el balón ante la salida de Pinto.

Ifrán es un buen delantero, con mucha calidad y un gran golpeo, al que le ha faltado continuidad para demostrar todas sus virtudes. A él le gusta jugar de 9 pero quizá sus condiciones no se ajustan para ser el estilete de la Real. Así lo vio Montanier que, para su desesperación y enfado, no dudó en colocarle en banda, al “estilo Villa” le decía para convencerle. En lugar de rebelarse por no jugar, el charrúa se enrocó y su actitud no fue la mejor. Pese a todo, en un partido contra el Málaga, anotó el 3-2 con una preciosa maniobra dentro del área, donde se maneja con habilidad y pegada.

)

A Montanier nunca le convenció, pero pese a todo, en su mejor momento como blanquiazul, fue pieza clave en el inicio de la remontada del curso pasado que finalizó con la clasificación para la Champions en aquel agridulce partido de Riazor. Cuando era el delantero centro titular, se volvió a romper y ya no logró más hacerse con la titularidad entre otras cosas debido a la explosión de Agirretxe. Desgraciadamente, en la primera semana de trabajo de la pasada pretemporada se volvió a lesionar los ligamentos de la rodilla, con lo que tuvo que pasar por el quirófano para que se le retirara la plastia rota y colocarle una nueva formada por tendones propios del jugador. Todavía no ha debutado en esta Liga, aunque fue convocado para el partido de Málaga de hace unas semanas. Desde su llegada en 2010 ha disputado un total de 52 partidos de Liga, todos ellos en Primera, en los que ha anotado cinco goles, y en la Copa otros cinco, con dos dianas.

Futbolista querido en el vestuario, aunque de carácter fuerte e inconformista, como se ha podido ver en el mes pasado con su disputa con el mediático ex colegiado Iturralde González, han sido varios clubes los que han pedido su cesión pero ha sido el propio Ifrán el que siempre se ha negado a salir. Zaragoza, Osasuna o Las Palmas han sido los más interesados. El delantero siempre ha dejado claro que solo saldría a préstamo para jugar en el Peñarol de su país, opción que nunca le ha interesado a la Real, ya que prefiere que se adapte al fútbol europeo. El Deportivo y su ilusionante proyecto para regresar a Primera parecen haberle hecho cambiar de opinión una vez comprobado que en Anoeta se podía pasar la temporada en blanco. A muchos seguidores realistas no les sorprendería que si juega con una relativa regularidad explote, porque es un futbolista de mucho talento.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.