El Fabril retoma el pulso de la categoría en Abegondo

22

Con la victoria del pasado sábado ante el Racing Vilalbés, el conjunto entrenado por Manuel Mosquera sumó sus tres primeros puntos como anfitrión.

Dos meses y diez jornadas después, el Fabril se quitó un peso de encima en Abegondo. Lo hizo el pasado sábado venciendo por 2-1 al Racing Vilalbés, un encuentro que sirvió para que los blanquiazules dejasen atrás un pequeño bache de resultados iniciado el 21 de septiembre, cuando los jugadores de Manuel Mosquera dieron inicio a una racha de tres empates y dos derrotas que comenzó con el Bergantiños en el Mundo del Fútbol.

El triunfo ante el equipo de Óscar Gilsanz da aire a un grupo de jugadores muy jóvenes que, hasta el momento, había sufrido más de la cuenta ante conjuntos recién ascendidos a la categoría. De hecho, el Fabril –que ya se ha enfrentado a cuatro de ellos- sólo pudo cosechar tres puntos en sus duelos ante Ribadumia, Ribadeo y Bergantiños, además de claudicar en casa del Xuventú Sanxenxo, otra de las nuevas caras de la categoría.

La extraordinaria igualdad del grupo gallego de la Tercera División queda patente en la distribución de la clasificación, donde el Choco redondelán –con 22 puntos- ha asumido el mando de la tabla a sólo seis puntos, por ejemplo, del octavo clasificado, la U.D. Barbadás –con 16 puntos-. Y es que cada triunfo vale su peso en oro, un premio que todavía se le resiste al Bertamiráns, único conjunto que aún no ha logrado vencer en lo que va de temporada en una categoría en la que, por ahora, hasta siete equipos de la provincia de Pontevedra se han situado en los diez primeros puestos –Choco, Arosa, Alondras, Pontevedra, Rápido de Bouzas, Xuventú Sanxenxo y Ribadumia-.

En el caso del Fabril, su rendimiento reciente ha estado condicionado por las ausencias de dos hombres llamados a tener galones en el equipo, como Álvaro Queijeiro y el canadiense Samuel Piette, inéditos hasta el momento. Otro de los jugadores importantes de la plantilla, el coreano Kim, tampoco pudo saltar al césped el pasado sábado. Así, el once inicial puesto en liza por Manuel Mosquera no llegaba a los 20 años de media de edad, un factor propulsado, en cierta manera, por la presencia de dos juveniles sobre el tapete: Pancho Cotos y Ángel Fernández.

Con 18 años, ambos ganan minutos y experiencia en una Tercera División que Ángel ya conoce bien. Su presencia en los planes de José Luis Devesa durante la temporada pasada dio bagaje a un futbolista que ahora se ha hecho un hueco en los planteamientos de Mosquera. De hecho, su primer tanto del curso llegó precisamente ante el Vilalbés. Pancho, por su parte, acumuló su segundo encuentro consecutivo como titular en la línea de tres cuartos. Integrante del Alevín A que disputó el Torneo de Brunete en el año 2008 –al lado de Bicho, Santi Canedo y Óscar García ‘Pinchi’, entre otros-, el polivalente jugador oleirense es uno de los hombres clave en el Juvenil A de José Ramón, un equipo que ahora alterna con el Fabril.

Así, con 13 puntos y un amplio margen de mejora, el filial buscará este sábado 1 de noviembre acercarse a los puestos de cabeza sin salir del área metropolitana de A Coruña. El Silva de Javier Bardanca será el encargado de poner a prueba la mejoría de los blanquiazules en el campo de Meicende, en lo que será la primera edición de un derbi local con muchos alicientes, como la presencia de varios exintegrantes de la cantera deportivista en el conjunto rival, entre ellos David Yáñez, Marcos Suárez, Gabi Penelas o Diego Uzal.

Compartir.

Sobre el Autor

Nacido en Corme (1989) y criado en A Coruña. Me licencié en Historia por la Universidad de Santiago de Compostela, finalicé un Máster en Comunicación e Industrias Creativas y, entre medias, me fui desviando poco a poco hacia mi verdadera pasión: ser reportero. En Riazor.org he dado pasos hacia ello siempre con la perspectiva humana del fútbol como referencia, al tiempo que genero contenidos para la empresa Betmedia.

Comentarios están cerrados.

";