Ifrán, encantado en sus primeros días de blanquiazul

70

El uruguayo destacó el “buen grupo de compañeros” que le ha tocado tener y reconoció estar “muy contento” por haber tomado la decisión de venir al Deportivo.

Diego Ifrán atendió esta mañana a la prensa desde el Estadio de Riazor, y se mostró feliz por cómo han ido sus primeros días en A Coruña. “Estoy muy contento. Necesitaba este cambio. Estoy contento aquí, entrenando para mejorar y estar a tope como hace mucho tiempo que no estoy, el míster me habla mucho… Estoy muy contento con todo”, dijo. Además, describió como “muy bueno y muy sano” al vestuario que se ha encontrado en la ciudad herculina. “Hace poco que llegué y me siento muy bien. Me han dado mucha tranquilidad, mucha confianza, tanto los compañeros como el míster, y eso te ayuda a hacer más fácil las cosas”, añadió.

El jugador cedido por la Real Sociedad reconoció haberse sentido “raro” en su vuelta a los terrenos de juego -no jugaba desde el 26 de mayo de 2013-, pero también “contento” con su debut y con “el triunfo”. Precisamente sobre ese encuentro de La Romareda, destacó que estuvieron “muy bien en defensa” y que no concedieron “opciones de gol”. “Los puntos eran muy importantes y había que defenderlos”, afirmó.

Con la baja de Toché, el uruguayo parece tener más abiertas las puertas de la delantera, pero sin embargo dejó claro que no lo ve como algo positivo: “las lesiones son malas para todos. No solo para Toché, sino para todo el equipo. Cada uno tiene su participación y las lesiones no son bienvenidas para ninguno de nosotros”.

Por otro lado, reconoció que hasta ahora ha entrenado “más en banda que en punta”, y comentó que “puede ser que me toque más ahí, y bienvenido sea. Yo trato de hacerlo siempre lo mejor posible y si el míster me ve bien me va a poner. Si no, me dejará en el banquillo”. Además, aseguró que aún le falta “un poco de ritmo” pero también que “con el paso de los partidos y de los entrenamientos” dentro de poco estará en el punto óptimo de forma.

Más tarde, el de Cerro Chato afirmó también que el objetivo no es otro que el ascenso: “desde que me dijeron de venir aquí, que vi que el equipo estaba en buena posición y tenía una buena plantilla, siempre he tenido en la cabeza que el equipo tiene que ascender. Para ello, el Dépor deberá mejorar sus resultados en Riazor, algo que tratarán de solucionar desde ya. “Hay veces que ganas en casa y te cuesta fuera, y veces que ganas fuera y te cuesta en casa. Lo difícil del fútbol es conseguir ganar fuera y en casa y tener esa línea de victorias. Eso es lo que se trata de hacer ahora para lograr el objetivo”, dijo.

Por último, declaró que este fin de semana tienen “una buena oportunidad” para alejarse de sus rivales directos ya que “el 3º (Sporting) juega contra el 4º (Las Palmas)”.

Marchena ya tiene el alta médica

El central, que no pudo ser de la partida ante el Real Zaragoza por lesión, se entrenó ya con el grupo a lo largo de esta semana y hoy ha recibido el alta médica. Por tanto, el sevillano estará disponible para recibir al CD Tenerife el próximo sábado.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.