Muebles del hogar: doble lectura

0

El ritmo de vida que la sociedad impone, nos lleva en ciertas ocasiones, a llevar una velocidad frenética en la que la rapidez y mayor número de cosas que podamos realizar a la vez es el objetivo prioritario. Buscamos ocupar los pequeños espacios libres del día con actividades de cualquier tipo más o menos necesarias para cada uno. La más común y explotada en todas sus diferentes disciplinas es el deporte, en la que aparece la figura del “runners” que ha monopolizado el mercado de la demanda. Con esta u otras tantas modalidades, nos encontramos con un problema básico familiar. ¿Dónde guardamos esos equipamientos? Hablamos de multitud de zapatillas técnicas para cada terreno por centrarnos en este modo de vida. Hablamos por supuesto, de una manera más amplia del apasionante mundo de los complementos de deporte como puede ser, por citar algunos ejemplos, protectores, bastones, camelbacks y todo un largo etc. que recoge lo indispensable para cualquier profesional que decida dedicarse a esta disciplina. Todo este arsenal de equipamiento acaba siendo repartido por diferentes estancias y recovecos del hogar, dado que no tenemos una ubicación estipulada para dichos artículos.

Los muebles del hogar han tenido que evolucionar para adaptarse a este tipo de nuevas demandas. Estas, que evolucionan con los tiempos, al igual que las modas. Hay pocas empresas que hayan sabido encauzar este tipo de nuevas demandas para reinventar nuevas creaciones que realmente sean útiles para poder completar las necesidades actuales. Hablamos de la chispa novedosa y el aprovechamiento funcional que Love The Sign aporta a los muebles del hogar. Unos zapateros amplios preparados para la innumerable variedad de zapatos y zapatillas y un diseño que nos permite lucirlos fuera de los armarios. Unos módulos de estanterías que hacen que los complementos luzcan en su interior como decoraciones propias y buscadas con ese fin.

Esta firma nos enseña en sus diferentes variantes para el hogar, como una simple cama puede ser a la vez que, punto indiscutible de descanso, otro mobiliario más capaz de almacenar todo tipo de artículos secundarios. En los tiempos que corren, la posibilidad de dar diferentes utilidades a una misma cosa son las que marcan la diferencia.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.