Riazor, tierra de meigas

121

Los de Víctor Fernández tirarán de estadística este sábado ante un Real Madrid al que nunca se le ha dado bien viajar a A Coruña.


Que se sepa, todavía nadie ha visto ninguna meiga por los alrededores de Riazor, sin embargo, dicen que “haberlas, haylas” y sobre todo cuando es el Real Madrid quien visita A Coruña. Cuestión de brujas, de ajos, de agallas, de afición o de fútbol, el caso es que durante años el estadio herculino ha sido un auténtico dolor de cabeza para los merengues.

Todo comenzó un 3 de octubre de 1992. Aquel día, el equipo blanco, como suele ser costumbre en todos sus partidos, empezó adelantándose en el marcador. Fernando Hierro y Zamorano marcaron los dos primeros goles del partido y dejaron casi sentenciado el encuentro para los madrileños. Sin embargo, serían los dos tantos de Bebeto y de Ricardo Rocha en propia portería los que pusieron el 3-2 en el marcador y darían comienzo a 17 temporadas de sequía de resultados del Real Madrid en Riazor.

Los datos que van desde la campaña 1992/93 hasta la 2008/09 son realmente espectaculares: 12 victorias blanquiazules, cinco empates y ningún triunfo del equipo de la capital. Además, los coruñeses pueden presumir de resultados abultados y es que entre esas fechas los gallegos consiguieron tres 3-0, dos 4-0 y un 5-2.

No obstante, la buena racha deportivista terminó el 30 de enero de 2010, día en el que los blancos se impusieron por 1-3. Un 0-0 en 2011 y un 1-2 en 2013 son los últimos resultados que los blanquiazules han conseguido y que ahora los de Víctor Fernández quieren hacer olvidar para dar paso a una nueva etapa de maleficio madridista.

Ancelotti ya sabe los que es Riazor

El míster madridista, Carlo Ancelotti, no es la primera vez que visita Riazor en partido oficial. El técnico italiano se ha sentado en los banquillos del estadio herculino en dos ocasiones y en las dos no ha sido capaz de ganar. La primera vez que lo hizo fue en la temporada 2000/01, campaña en la que entrenaba a la Juventus. El partido terminó con empate a uno después de que Víctor Sánchez del Amo igualara el marcador solo un minuto después de que marcara Filippo Inzaghi para los ‘bianconeros’.

No obstante, es posible que el encuentro más doloroso de Carletto como entrenador sea en el que visitó Riazor por segunda vez en su carrera y última en partido oficial. Ni el de Reggiolo ni la hinchada blanquiazul podrán olvidar la noche de aquel 7 de abril de 2004. Ese día el Deportivo dejó para la historia la que es probablemente su mejor actuación en la Champions League y en la cual lograron remontar el 4-1 que el Milan le había endosado en San Siro. Walter Pandiani, Juan Carlos Valerón, Albert Luque y Fran González pusieron los goles en un partido con el que seguro que Carlo Ancelotti sigue teniendo pesadillas.

Compartir.

Sobre el Autor

1994. Madrileño, de padre gallego y residente en Madrid. Estudiante de periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Futbolero empedernido y amante de la profesión. Conocimientos en web 2.0. Ganas de aprender, juventud e ilusión como virtudes.

Comentarios están cerrados.