Sílvio: “La esperanza es lo último en morir”

Depor_Rayo_02
Daniel Méndez | A Coruña | - 10:30

Augusto César Lendoiro, Aranzubia, Ayoze, Pizzi y el propio Sílvio pasaron por zona mixta y contestaron a las preguntas de los periodistas frente a las cámaras de Riazor.TV. No te pierdas sus comparecencias.

“Quedan muchas jornadas y muchos puntos en juego. Hay equipos en dinámica negativa que vienen de arriba. Tenemos fe en el Dépor”. Si hay un presidente más optimista que Augusto César Lendoiro es difícil encontrarlo. El máximo mandatario blanquiazul asegura que todavía tiene fe en un equipo que “hace de todo por ganar”.


“Como dice la afición, esto es posible. Y lo vamos a tratar de realizar”, incidió Lendoiro, primer protagonista en comparecer en la zona mixta de Riazor.

Los jugadores continuaron con el mensaje de optimismo que primero expresó el presidente en zona mixta y que más tarde repitió el técnico Fernando Vázquez en rueda de prensa. “Hasta que matemáticamente sea posible vamos a seguir intentándolo, aunque sabemos que es difícil”, indicó Dani Aranzubia cuestionado por si todavía creen en las opciones de salvación del Deportivo.

También Ayoze fue en la misma dirección que su guardameta, y fue más allá y destacó el papel de la hinchada en un momento tan complicado como el que atraviesa el conjunto blanquiazul. “La afición no va a dejar al equipo nunca. Nosotros vamos a seguir peleando para conseguirlo”, manifestó el lateral canario, que sufrió las embestidas de Lass Bangoura, primero, y José Carlos después.

Más dramáticas fueron las palabras del penúltimo protagonista en salir por la zona mixta del estadio herculino. Sílvio, lateral diestro que cuajó un buen partido en su segundo encuentro completo como blanquiazul. El luso habló de “luchar hasta la muerte”, animó al público a “soñar” y argumentó que “la esperanza es lo último en morir”.

Para finalizar, el último en dar explicaciones fue Pizzi, el segundo máximo artillero de la plantilla y que jugó cerca de una hora como delantero tras la lesión de Riki. “Juego donde me manden”, indicó. A nivel colectivo, justificó que habían trabajado hasta no poder más. “Hemos corrido y trabajado mucho”, expresó, “nos tenemos que quedar con la segunda parte en la que hicimos cosas bien”.