Un coruñés vuelve a casa por Navidad

182

Pedro Mosquera, que llegó a jugar en el Deportivo, volverá a Riazor este lunes para enfrentarse a un equipo muy especial para él.


El del lunes será un partido especial para un futbolista del Elche. Hablamos de Pedro Mosquera. Nacido en A Coruña, el mediocentro comenzó a dar sus primeras patadas en la ciudad de cristal, concretamente en el Galicia Gaiteira. Su talento no pasó desapercibido para el Deportivo y pronto incorporó al gallego a sus categorías inferiores, sin embargo, no duró mucho como blanquiazul y es que el Real Madrid puso sus ojos en él y a los 12 años el joven futbolista hizo las maletas para irse a jugar a la capital.

Con los blancos, Mosquera fue progresando a pasos agigantados y pronto debutó en Segunda División con el Real Madrid Castilla de la mano de Míchel. Durante sus cuatro años en el filial merengue se convirtió en el capitán del equipo y era el encargado de hacer jugar a los suyos. Sus buenas actuaciones llevaron a Manuel Pellegrini a convocarlo en varias ocasiones con el primer equipo. Su estreno en Primera División se hizo esperar, pero todo apuntaba a que, casualidades del destino, su debut sería en Riazor. Aquel 30 de enero de 2010, el que en su día fuera canterano herculino llegó a vestirse de corto para jugar los últimos cinco minutos del encuentro entre Deportivo y Real Madrid, pero el balón no llegó a salir hasta el final del partido y el mediocentro se quedó sin poder cumplir su sueño.

Ocho jornadas después, a Pedro Mosquera le llegó su oportunidad. En el Coliseum y ante el Getafe, el gallego se estrenó en la máxima categoría. Precisamente, sería en el equipo azulón donde el coruñés acabaría cedido la temporada siguiente. Más tarde, el canterano merengue volvería al Real Madrid Castilla, hasta que en 2013 regresó de nuevo al equipo getafense, donde se convirtió en un habitual del equipo de Luis García Plaza. Este verano, el mediocentro volvería a hacer las maletas para finalmente fichar por el Elche, aunque muchos fueron los rumores que le colocaron en el Deportivo y es que para el internacional con las categorías inferiores de la Selección Española el equipo blanquiazul siempre ha sido especial.

En una entrevista a Riazor.org hace unos años, el centrocampista se confesaba y afirmaba que le “encantaría jugar en el Deportivo” y reconocía que aunque en ese momento era del Real Madrid, su “segundo equipo siempre ha sido el Deportivo”. Este lunes, el mediocentro volverá a Riazor, esta vez con el Elche. A pesar del cariño que Mosquera le tiene al Dépor, las necesidades de ambos conjuntos, colista y penúltimo clasificado, hacen que los tres puntos sean vitales y por eso Mosquera ya ha advertido en rueda de prensa esta semana que jugará “a muerte para lograr los tres puntos”.

Compartir.

Sobre el Autor

1994. Madrileño, de padre gallego y residente en Madrid. Estudiante de periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Futbolero empedernido y amante de la profesión. Conocimientos en web 2.0. Ganas de aprender, juventud e ilusión como virtudes.

Comentarios están cerrados.