Un partido de incógnitas arbitrales

74

El colegiado ordenó la retirada de los recogepelotas que se encontraban en las pistas de atletismo de Riazor por “no cumplir con su función”. Además, expulsó a Luisinho por unas duras palabras contra su asistente.

Jorge Figueroa Vázquez no pasó desapercibido en el partido que enfrentó al Deportivo y al Hércules. Expulsó a Luís Carlos Correia Pinto ‘Luisinho’ en la segunda mitad, pero el hecho más destacado es que mandó que los recogepelotas abandonasen las pistas de atletismo de Riazor a poco más de diez minutos para alcanzar el final del choque.

Así lo plasmó en el acta del encuentro, en el que el colegiado explica que ordenó en el minuto 79 la retirada de los recogepelotas que se encontraban en Riazor “por no cumplir con su función de manera correcta”. Vázquez Figueroa detuvo el juego y se dirigió velozmente hacia la zona de los banquillos para comunicar su orden al delegado del Dépor, Juan Ángel Barros Botana.

La otra decisión polémica fue la expulsión de Luisinho, que vio la tarjeta roja en el minuto 62 y dejó al conjunto deportivista con un hombre menos en un momento clave. El acta recoge que el defensa se dirigió al árbitro asistente número dos diciéndole que “robo, esto es un robo, sinvergüenza, de aquí no sales”. Además, señala que mientras hablaba también “hacía un gesto con los dedos de la mano”.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.