Uno por uno: Celta – Deportivo

247

Análisis individual de la actuación de los jugadores del conjunto herculino frente al equipo dirigido por Eduardo Berizzo.

El Deportivo cayó por 2-1 ante el Celta en el derbi gallego tras un encuentro en el que los coruñeses fueron claramente de menos a más y en el que tuvieron el empate en el minuto 87, cuando Sergio se convirtió en el héroe local al detener un penalti a Medunjanin. El equipo celeste supo aprovechar los errores del conjunto dirigido por Víctor Fernández, que tuvo buenas fases de juego, pero que no encontró un nivel regular en todos sus futbolistas.

Lux: 2. El 1-0 de Nolito fue similar, aunque desde más cerca, al que ya le había hecho en Pasarón durante el amistoso de pretemporada, pero esta vez el argentino falló claramente en su colocación bajo palos. Sin embargo, su error más grave estuvo en el definitivo 2-1, cuando salió tarde y sin contundencia a la frontal del área pequeña tras un saque de esquina, y Larrivey, que entró con todo, le ganó la partida por alto. La seguridad que transmite ha menguado y la oportunidad para Fabricio está más cerca.

Laure: 5. Completó un buen trabajo defensivo en Balaídos, donde se midió a uno de los jugadores más en forma de toda la Liga BBVA, Nolito, que estuvo muy activo pero no logró superar al madrileño en ninguno de sus emparejamientos. Sin embargo, Laure perdió de vista al gaditano en el saque de banda que da lugar al 1-0 y esta situación permitió que el extremo celeste se quedase uno contra uno ante Sidnei. En ataque, volvió a entenderse bien con Juanfran, pero en el segundo tiempo tuvo una pérdida peligrosa en campo propio que costó un susto al Deportivo.

Lopo: 5. Partido correcto del catalán, bien colocado y contundente tanto abajo como en el juego aéreo, despejando muchos balones. Pero en Balaídos sufrió más que en anteriores citas debido a la velocidad de los atacantes celestes, a los que se vio obligado a detener con faltas, aunque sin recibir amarilla por primera vez esta temporada. Por otro lado, Larrivey le ganó la partida por alto antes del primer gol celeste.

Luisinho: 5. El luso hizo que Fabián Orellana mostrase su peor cara en lo que va de temporada, algo difícil debido al buen nivel que había tenido el chileno en el inicio de curso. Concentrado y muy seguro en defensa, Luisinho se incorporó de forma reiterada al ataque, donde no estuvo tan acertado, tomando decisiones erróneas a la hora de combinar con sus compañeros.

Álex Bergantiños: 5. Estuvo en todas las zonas del centro del campo del Deportivo para hacer coberturas y ayudas a sus compañeros. Por momentos, corrió como un pollo sin cabeza detrás de los jugadores del Celta, muy superiores en la medular en el primer tiempo; aunque en otros, sobre todo en el segundo tiempo, dio mucho aire a los suyos con buena colocación y recuperaciones rápidas para meter a los de Berizzo en su campo. Estuvo bien en la salida de balón, aunque arriesgó con pases muy difíciles para él.

Medunjanin: 4. Combinó momentos en los que apareció bastante con otros en los que no se le vio. Se echó de menos su tranquilidad durante la primera parte, en la que el Deportivo necesitó más balón del que tuvo. Es cierto que apenas falló pases, aunque también es cierto que apenas arriesgó. Necesita al lado un centrocampista defensivo como Álex para que no se le exija tanto en defensa, aunque los partidos piden urgentemente otro similar al bosnio para que pueda asociarse más. Su falló en el penalti fue el culmen de un mal día para Haris.

Juanfran: 5. Fue un incordio constante para Planas, pero en Balaídos le costó más desbordar que en sus anteriores partidos como deportivista. Aunque a cuentagotas, completó acciones individuales de mérito y, de hecho, fue protagonista en el tanto herculino, al servir desde banda derecha el balón que Cuenca introdujo en la meta de Sergio. Ayudó mucho en defensa y acabó de lateral.

Fariña: 5. Actuación floja del argentino, que perdió muchos balones en el primer tiempo y mejoró un poco en el segundo. Una vez más, no estuvo al nivel defensivo de sus compañeros, aunque volvió a tener detalles de calidad que generaron peligro sobre la meta celeste. Con el 1-1 en el marcador, se quedó solo ante Sergio tras una gran acción individual, pero tardó en disparar y la defensa viguesa evitó el tanto.

Cuenca: 6. El catalán fue de los más activos en ataque del conjunto herculino durante todo el encuentro, pero aunque contra Hugo Mallo mostró una mejor versión que ante Arbeloa tres días atrás, volvió a tomar decisiones erróneas en los últimos metros que costaron contragolpes peligrosos a su equipo. Su insistencia tuvo premio en el segundo tiempo al marcar el gol del empate coruñés con un disparo cruzado muy difícil. Acabó agotado y sustituido.

Postiga: 5. Aunque el gol se le resiste, el delantero portugués también mejoró respecto al duelo ante el Madrid, bajando muchos balones aéreos y generando ventajas para los compañeros que venían de cara. De hecho, de esta forma inicio la jugada que acabó con el tanto de Cuenca. El punto negro de su actuación fueron los regates que intentó, siempre sin éxito debido a su falta de velocidad.

Cavaleiro: 5. Entró al campo por Cuenca en el minuto 69. Salió muy ‘enchufado’ y desde el primer momento se ofreció, pero le costó generar peligro con sus constantes diagonales.

José Rodríguez: 5. Sustituyó a Laure a un cuarto de hora del final y retrasó a Juanfran al lateral. Partió desde banda derecha, pero su objetivo fue hacer daño por dentro. Aunque se asoció bien, le faltó verticalidad.

Toché: s.c. El murciano tuvo cinco minutos para compartir delantera con Postiga y tratar de aprovechar los balones al área que colgó el Deportivo en el tramo final. Sin embargo, apenas entró en contacto con el esférico.

EL MEJOR

deportivo_real_madrid_sidnei

Sidnei: 6. Quizás pudo hacer más tanto en el 1-0, en el que le faltó contundencia ante Nolito en el uno contra uno, como en el 2-1, en el que Larrivey le gana por alto. Pero a pesar de su errores, el brasileño fue un seguro defensivo para el Deportivo durante casi todo el encuentro, siempre bien colocado para para frenar contragolpes celestes y centros al área, gracias a una tranquilidad que sorprende en todas las situaciones. Su confianza cada vez es mayor, y en Balaídos se animó a llegar, con mucha calidad, al área rival, siendo en ocasiones el hombre más peligroso del ataque blanquiazul. De hecho, una gran acción suya desde campo propio provocó el penalti en el minuto 87 que a punto estuvo de dar un punto a su equipo.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Compartir.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.