Uno por uno: Deportivo – Athletic

260

Análisis de la actuación individual de los jugadores del conjunto herculino frente al equipo dirigido por Ernesto Valverde.

El Deportivo logró la cuarta victoria de la temporada tras superar por 1-0 al Athletic Club en un encuentro en el que los blanquiazules fueron mejores en la faceta más destacada de su rival, la intensidad. Además, el mayor acierto del conjunto local fue clave en un duelo con ocasiones repartidas para ambos bandos.

Juanfran: 7. El madrileño cuajó un buen partido de ida y vuelta constante, sobre todo en el primer tiempo, ya que en el segundo se vio obligado a guardar más su posición defensiva. Protagonizó las ocasiones más claras del Deportivo durante los primeros minutos del choque gracias a su verticalidad, aunque no estuvo demasiado atinado en los centros.

Lopo: 7. Actuación muy seria del zaguero catalán, que cortó numerosas aproximaciones del rival con su buen posicionamiento sobre el verde. Estuvo imperial en el juego aéreo y disciplinado cuando le tocó hacer coberturas a Juanfran.

Insua: 6. Regresó al once después de dos jornadas fuera del mismo y lo hizo a buen nivel. Se entendió a la perfección con Lopo, estuvo contundente al cruce y rápido para tapar los balones a la espalda de la zaga blanquiazul. Solo cometió un error, pero un error que casi le cuesta a su equipo un gol de Viguera tras medir mal un salto en el primer tiempo.

Luisinho: 8. El luso mantuvo ante el Athletic su condición de futbolista más regular del conjunto herculino en lo que va de temporada. Defensivamente, Luisinho frenó una y otra vez las internadas de Susaeta en la primera mitad y las de De Marcos en la segunda. Además, volvió a ser un pilar fundamental en las acciones de ataque del Deportivo, al acompañar siempre con sentido a Cavaleiro, con el que se entiende a la perfección.

Álex Bergantiños: 8. El coruñés demostró sobre el verde por qué Víctor ha vuelto a depositar en él la responsabilidad de ser el mediocentro defensivo del equipo. Álex estuvo siempre bien posicionado y, en ocasiones, tuvo que multiplicarse en defensa para cubrir también el espacio dejado por Juan Domínguez. Por otro lado, robó muchos balones y se asoció con criterio para iniciar las jugadas de los suyos. Además, se cansó de mandar y de dar indicaciones a sus compañeros durante los 90 minutos.

Juan Domínguez: 7. El ayer capitán deportivista demostró que con confianza puede volver a ser un futbolista capital en el devenir herculino. Ya había mostrado una mejor versión en El Madrigal, y ante el Athletic tiró de galones para dar sentido al fútbol del Deportivo con buenas asociaciones en corto y en largo. Además, se atrevió a aparecer más cerca del área rival y trabajó bien en defensa. Eso sí, fue claramente de más a menos.

José Rodríguez: 7. Sin completar un mal partido, el alicantino estuvo lejos de la versión mostrada en los últimos encuentros en Riazor. Tardó en entrar en el choque y perdió bastantes balones en los primeros minutos. Sin embargo, mejoró con el paso de los minutos y, por momentos, fue muy importante en el juego ofensivo de los suyos, con algunas arrancadas interesantes por banda derecha. Su aportación defensiva fue crucial para contener al Athletic en el segundo tiempo.

Fariña: 6. Solo aguantó 35 minutos sobre el campo, pero la presencia del argentino se notó para bien en el juego del Deportivo. Como mediapunta con mucha libertad, Fariña dio sentido en tres cuartos al trabajo del resto de sus compañeros, se asoció bien con los mediocentros y con los extremos y desbordó bastante, casi siempre desde banda izquierda. Cuando se retiró lesionado, su equipo perdió ideas, aunque no intensidad.

Cavaleiro: 7. Atrevimiento, habilidad y mucha fe. Estas tres cualidades definieron el partido del luso ante el equipo bilbaíno, que sufrió con sus internadas por banda izquierda y con su desgaste defensivo. Cavaleiro encontró premio a sus buenas actuaciones durante los últimos meses con el gol de la victoria de los suyos, en el que, primero, realizó un control excelso y, después, definió con tranquilidad ante Iraizoz.

Toché: 6. Sin contar el gol que Undiano le anuló por fuera de juego, el murciano solo dispuso de una ocasión de gol que atrapó Gorka, pero su trabajo fue mucho más allá. Peleó una y otra vez con los dos centrales, buscó mucho la espalda de ambos y dio mucho aire a los suyos con los balones que ganó por alto. Además, volvió a dejarse la piel en defensa, por lo que terminó agotado y sustituido a 20 minutos del final.

Cuenca: 4. Sustituyó al lesionado Fariña en el primer tiempo, y aunque fue todo intención, no le salió nada y perdió muchos balones. Sí trabajó bien en la presión.

Postiga: 5. Entró al campo en lugar de Toché para dar oxígeno a los suyos de espaldas a la portería y para intentar ‘cazar’ alguna oportunidad. Hizo ambas cosas bien, aunque se encontró con Iraizoz en la única oportunidad que tuvo.

Wilk: s.c. Saltó al césped de Riazor a falta de dos minutos en sustitución de Cavaleiro y apenas tuvo tiempo a mostrarse.

EL MEJOR

Fabricio: 8. Siempre bien colocado y atento en las salidas para blocar los numerosos centros al área del conjunto vasco. El guardameta canario volvió a ser providencial en los últimos minutos, al volar para impedir un remate de San José en el área pequeña cuando la afición del Athletic ya cantaba el gol. Transmitió una enorme seguridad durante todo el choque.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Compartir.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.