Uno por uno: Deportivo – Getafe

81

Análisis de la actuación individual de los jugadores del conjunto herculino frente al equipo dirigido por Cosmin Contra.

El Deportivo volvió a las andadas ante el Getafe. El conjunto madrileño, que pudo golear, superó a los coruñeses en todas las facetas de un encuentro en el que Cosmin Contra ganó la partida tácticamente a Víctor Fernández. Con pocas actuaciones salvables y un mal rendimiento colectivo, el equipo blanquiazul completó el que fue, probablemente, su peor partido de la temporada.

Fabricio: 7. No pudo hacer nada en ninguno de los dos goles azulones y durante el resto del partido apenas tuvo trabajo, ya que el Getafe anotó dos de sus tres disparos a puerta. Volvió a mostrarse seguro en el juego aéreo y en las salidas.

Juanfran: 3. El madrileño completó su peor actuación desde que es deportivista y fue superado en todo momento por Fredy Hinestroza. Sufrió mucho en defensa y tomó muchas decisiones extrañas y erróneas a la hora de salir con el balón desde atrás. Un error suyo nada más comenzar el segundo tiempo generó una autopista por la banda izquierda azulona que acabó en el segundo gol getafense.

Insua: 5. El de Arzúa prolongó el nivel irregular que había mostrado en Barcelona y durante gran parte del encuentro dio sensación de nerviosismo. Los atacantes del Getafe lo superaron reiteradamente y con facilidad en el segundo tiempo, aunque es cierto que durante el mismo se quejó de problemas físicos en su pierna izquierda.

Sidnei: 7. El único jugador que ha mantenido el nivel defensivo desde el partido ante el Valencia. Frente al Getafe volvió a completar una buena actuación, otorgando a su equipo la sensación de seguridad de la que careció su compañero en el eje de la zaga. El brasileño ganó casi todos los duelos individuales a los que se expuso, tuvo intervenciones meritorias en el último momento, estuvo bien en el juego aéreo y, además, fue de los futbolistas del Deportivo que más claridad mostró a la hora de sacar el balón desde atrás.

Luisinho: 4. A pesar de que tuvo enfrente a uno de los hombres más en forma de la Liga, Yoda, el luso estuvo bien en defensa durante el primer tiempo. En la segunda mitad, ya como extremo, dejó patente su calidad a la hora de desbordar en varias ocasiones, y nutrió a los delanteros de buenos centros que no encontraron rematador. Sin embargo, su actuación quedó empañada por la fragilidad y permisividad que mostró en el primer tanto getafense.

Wilk: 4. Se desgastó como es habitual en él, pero esta vez su esfuerzo no fue efectivo. Llegó tarde a casi todos los duelos y apenas robó balones. Además, cometió varias faltas durante el primer tiempo que acabaron con una tarjeta amarilla y con su sustitución en el descanso.

Medunjanin: 4. Los centrocampistas del Getafe no dejaron respirar al bosnio, que casi siempre tuvo encima a Mehdi Lacen. Haris volvió a influir poco en el desarrollo del fútbol blanquiazul, ya que recibió casi siempre de espaldas y sin espacios, y cuando pudo tener el balón de cara a la meta rival, lo hizo muy lejos de la misma. Además, se le vio lento y sin ideas. Tiene que aportar mucho más.

Cuenca: 3. Su nivel ha ido de más a menos durante las últimas semanas, y su individualismo acabó por desesperar ayer a Riazor. Cuenca perdió la mayoría de balones que tocó, debido una vez más a su mala toma de decisiones. Las ganas de agradar bloquearon al tarraconense, empeñado siempre en hacer la guerra por su cuenta. Terminó sustituido.

Juan Domínguez: 3. A pesar de que él ha dicho en varias ocasiones que prefiere jugar más retrasado y de que Víctor Fernández había explicado por qué el canterano blanquiazul no puede ser mediapunta, el técnico maño lo alineó por detrás de Cavaleiro, dándole la función de Lucas, casi como segundo delantero. Le salió fatal, y Juan, sin la velocidad, la agilidad y la movilidad necesarias para ese puesto, apenas intervino positivamente en el juego de los suyos. En el segundo tiempo sí jugó de mediocentro tras la salida de Wilk, pero no estuvo bien.

Fariña: 3. El argentino sigue sin estar cómodo pegado a la banda izquierda. Ante el Getafe volvió a estar fallón y a no generar peligro al equipo rival, lastrado además por los problemas físicos que tuvo prácticamente desde el inicio del partido. Víctor lo retiró por precaución durante el descanso.

Cavaleiro: 7. Un día más, el portugués fue el mejor hombre de ataque del Deportivo. Participativo, dinámico y trabajador, Cavaleiro estuvo bien durante la primera hora de partido, cuando jugó como hombre más adelantado; y también rindió a buen nivel en banda derecha, cuando Postiga y Toché compartieron el ataque blanquiazul. De una gran acción individual suya salió el tanto coruñés.

Postiga: 6. Para un delantero referencia y rematador como él, es imperdonable fallar las dos primeras ocasiones tan claras que tuvo en el segundo tiempo. A la tercera fue la vencida, pero no bastó. El luso parece lejos de su estado de forma óptimo.

Canella: 4. Al igual que Postiga, saltó al campo en el descanso. El asturiano no tuvo demasiado trabajo en defensa, y cuando se le requirió, cumplió bien. En ataque, en cambio, estuvo desacertado en la toma de decisiones y errático en sus centros.

EL MEJOR

deportivo_getafe_toche

Toché: 7. Saltó al campo a falta de media hora para el final y mejoró la cara del ataque deportivista. Se ofreció mucho, ’peinó’ balones largos y estuvo intenso a la hora de presionar. Pero lo más importante fue su incidencia en el tanto blanquiazul, en el que un control de mucha calidad y una gran asistencia permitieron a Postiga rematar solo ante Guaita.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Compartir.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.