Uno por uno: Deportivo – Málaga

240

Análisis de la actuación individual de los jugadores del conjunto herculino ante el equipo dirigido por Javi Gracia.

El Deportivo acrecentó su crisis social tras caer por la mínima ante el Málaga en el segundo partido que ambos disputaron en A Coruña en menos de una semana. La derrota, que llegó en el peor momento posible, no hubiera hecho tanto daño en otra situación, ya que los de Víctor Fernández volvieron a ser superiores -al igual que en la Copa- al conjunto boquerón, y solo la falta de puntería privó de los tres puntos a un Riazor crispado con todo.

Fabricio: 6. El canario empañó otra buena actuación con un mal despeje en el ecuador del primer tiempo que cayó a los pies de Darder y que el futbolista malagueño no desaprovechó para sorprender desde la lejanía al guardameta, todavía descolocado. Posteriormente, y aunque los acercamientos visitantes no fueron demasiados, detuvo todo lo que le lanzaron y estuvo rápido y valiente por alto.

Juanfran: 5. Completó un partido correcto defensivamente, pero en ataque no estuvo todo lo acertado que se le requiere, sobre todo a la hora de centrar. Una vez más, acabó agotado muscularmente.

Insua: 5. El de Arzúa pareció no adaptarse bien al puesto de central derecho -con defensa de cinco había jugado siempre en el izquierdo-, perdiendo la marca de su par en algunas ocasiones y propiciando internadas rivales en el área coruñesa. Sin embargo, su buen posicionamiento le permitió cortar varios ataques malaguistas en el primer tiempo.

Lopo: 6. Como había sucedido en Copa, el catalán tuvo un partido bastante cómodo en el eje de la zaga debido a las pocas internadas del Málaga en el área herculina, y cuando tuvo que intervenir en estas situaciones lo hizo bien. Por otro lado, en el segundo tiempo se precipitó al anticiparse a sus rivales en los balones largos, lo que dio lugar a que éstos le ganasen la espalda en más de una ocasión.

Sidnei: 7. El zaguero brasileño volvió a ser el más destacado de la línea de tres. Siempre bien colocado, Sidnei ganó la mayoría de sus duelos individuales y cortó numerosos ataques del equipo de Javi Gracia, tanto por alto como por bajo. Además, protagonizó conducciones interesantes desde atrás que dieron aire a los suyos y levantaron a Riazor en momentos difíciles.

Luisinho: 7. Otro gran partido del lateral portugués, recientemente renovado. Luisinho trabajó bien en defensa y apenas dejó intervenir a Samu García, a lo que sumó una actuación notable en ataque, desbordando siempre que lo intentó y ganando la línea de fondo con facilidad. Sus centros fueron los que mayor peligro llevaron de todo el Deportivo.

José Rodríguez: 6. Incansable en defensa y muy participativo en ataque. Así fue el encuentro que realizó el canterano madridista, que combinó acciones meritorias en campo contrario con otras en las que tomó malas decisiones. Su intensidad y su capacidad de llevar el balón al área rival han convencido, por fin, a Riazor.

Medunjanin: 3. La ausencia de buenas actuaciones por su parte y el runrún de la grada parecen haber convertido al bosnio en un futbolista tímido, que no ve más allá del compañero que tiene al lado. Haris fue excesivamente horizontal en sus combinaciones y, por momentos, pareció huir del balón, al no estar en el sitio en el que tenía que estar para ofrecer apoyos. Acabó sustituido.

Cavaleiro: 5. Otro partido en el que el portugués fue de los hombres que más trabajó del Deportivo, tanto para encontrar espacio con sus desmarques y caídas a bandas como para presionar en campo contrario. Sin embargo, su esfuerzo no dio sus frutos y apenas hizo daño en ataque. Con 0-0, pidió a Medunjanin lanzar el penalti del que dispuso el Deportivo, pero lo tiró demasiado centrado y Kameni adivinó la intención.

Postiga: 1. Más allá del penalti que provocó en el minuto 11 y del mano a mano con el portero camerunés que falló después, la aportación ofensiva del luso al fútbol del Dépor fue escasa. Postiga no está, o al menos no está en forma, y ante el Málaga quedó en evidencia su dificultad actual para generar peligro.

Cuenca: 5. El tarraconense saltó al verde en el segundo tiempo en sustitución de Insua y se situó en banda izquierda, donde se sintió más cómodo que en otros encuentros gracias a la posibilidad de recortar hacia dentro. Volvió a estar demasiado individualista, lo que a veces dio lugar a pérdidas peligrosas, pero ante el Málaga sus regates dieron más frutos y generaron dificultades a la zaga rival.

Juan Domínguez: 5. Entró al campo en lugar de de Medunjanin a media hora del final. Aunque no brilló, su aportación fue más vertical que la del bosnio y mejor para los suyos. Tuvo en sus botas el 1-1 en los minutos finales, pero llegó demasiado forzado al buen centro de Cavaleiro.

Toché: 5. Sustituyó a Postiga y también dispuso de 30 minutos, en los que aportó dinamismo a la punta del ataque blanquiazul. Gozó de dos ocasiones claras, una de cabeza y otra tras un rechace, pero el buen hacer de Kameni evitó que el murciano lograse el empate.

EL MEJOR

cezary_wilk

Wilk: 7. Por momentos, el polaco se comió él solo a todo el centro del campo del Málaga. Wilk volvió a completar una actuación muy buena, en la que hizo gala de un desgaste tremendo en la presión que dio sus frutos y que contagió tanto a sus compañeros como a la grada. Además, rondó el área rival para dar presencia a su equipo cuando éste más lo necesitaba, e incluso tuvo en sus botas el 1-1 con un buen disparo desde la frontal tras un control de mucha clase. Indispensable e insustituible.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Compartir.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.