Uno por uno: Espanyol – Deportivo

103

Análisis individual de la actuación de los jugadores del conjunto herculino frente al equipo dirigido por Sergio González.

El Deportivo sumó un valioso punto en el Power8 Stadium, donde fue totalmente superado por un Espanyol cuya intensidad impidió que los gallegos gozasen de ocasiones de gol durante los 90 minutos. Sin ideas en el campo rival y sin la fe ofensiva que sí hubo ante el Valencia, el conjunto de Víctor Fernández se encomendó a Fabricio y al buen trabajo defensivo en las jugadas de estrategia para sumar por segunda jornada consecutiva.

Juanfran: 5. Partido difícil para el lateral madrileño, que tuvo que medirse a un inspirado Paco Montañés. Juanfran completó acciones de mérito con otras en las que el extremo castellonense le ganó la partida. Además, la presencia de éste le impidió brillar en ataque como en anteriores encuentros.

Insua: 5. El de Arzúa repitió como capitán del Deportivo, pero no pudo dar continuidad a su casi perfecta actuación ante el Valencia. Nervioso en la salida y dubitativo a la hora de despejar, cometió dos errores que casi le cuestan gol a los suyos. Uno de ellos, gravísimo, al realizar una cesión defectuosa a Fabricio, que dejó a Stuani solo ante el meta canario. Sí estuvo bien en el juego aéreo.

Sidnei: 5. Tuvo dos errores en dos despejes al inicio del partido, pero fue de menos a más. El brasileño estuvo providencial en dos acciones durante la segunda mitad que impidieron el remate final de los espanyolistas, y junto a Insua se convirtió en un muro en el que rebotaron la mayoría de centros laterales y saques de esquina del conjunto catalán.

Luisinho: 4. Le tocó bailar con la más fea: Lucas Vázquez. El jugador de Curtis completó su mejor partido en lo que va de curso y Luisinho fue su víctima. Hubo ocasiones en las que sí estuvo acertado frente al mediapunta, pero casi todo el peligro del Espanyol apareció por su banda, desde la que la movilidad del gallego volvió locos tanto a él como al resto de la zaga deportivista. Ni se le vio en ataque.

Wilk: 7. El polaco mantuvo la intensidad con la que regresó a la titularidad el pasado fin de semana, aunque esta vez no fue tan efectiva. Wilk fue el mejor del centro del campo blanquiazul, robó balones peligrosos, hizo buenas coberturas y jugó fácil en la salida de balón, pero no siempre llegó a tiempo con su presión por toda la medular, lo que dio lugar a huecos cerca del área coruñesa en varias ocasiones. Eso sí, su nivel es de titular indiscutible.

Medunjanin: 4. Aunque sí volvió a trabajar mucho en defensa, el bosnio apenas participó en ataque, donde no fue ni un cuarto de lo determinante que se espera de él. Volvió a llevar peligro en las dos acciones a balón parado en las que intervino, pero nada más.

Cuenca: 4. Individualista y desacertado. El jugador catalán falló de nuevo en la toma de decisiones, un aspecto que lo ha lastrado desde el inicio de temporada. Jugó el primer tiempo en la derecha y el segundo en la izquierda hasta que fue sustituido, pero no le salió nada.

Lucas: s.c. Empezó muy ‘enchufado’ en la presión, aunque con poco contacto con el balón. Las esperanzas de la afición por ver mejorar a Lucas se fueron al traste al cuarto de hora de partido, cuando tras una acción con Fuentes tuvo que ser sustituido por un fuerte dolor en la rodilla izquierda.

Fariña: 4. En el primer tiempo, al igual que había hecho ante el Valencia, partió desde banda izquierda, con mucha libertad para ‘caer’ hacia dentro. Dejó algún detalle de calidad habitual en él, pero no consiguió ser vertical. En la segunda parte se colocó por detrás del ‘punta’, aunque tampoco pudo entrar demasiado en contacto con el balón. Sí estuvo bien en las ayudas defensivas, una faceta en la que ha mejorado respecto al inicio liguero.

Cavaleiro: 7. Fue el mejor hombre del ataque deportivista. Se desgastó en la presión, fue un incordio constante para Colotto y Álvaro, y sacó petróleo de situaciones en las que fue él solo contra el mundo. Parece haberse acoplado bien a ese rol de ‘nueve’ con mucha libertad que le ha dado Víctor Fernández.

José Rodríguez: 4. Sustituyó a Lucas al poco de empezar el encuentro. Salió con muchas ganas, pero estuvo lejos de su mejor versión. Muy ‘fallón’ en pases fáciles, el canterano del Real Madrid no se encontró cómodo ni detrás del ‘punta’ ni en banda derecha, donde jugó en el segundo tiempo. Perdió muchos balones.

Postiga: 4. Tras haber sido baja durante los anteriores dos partidos, entró como recambio de Cuenca en el minuto 57 para dar más mordiente al ataque deportivista. Apenas aportó y se perdió en guerras con los defensas espanyolistas.

Álex Bergantiños: s.c. Saltó al campo como sustituto de Medunjanin a un cuarto de hora del final con el objetivo de reforzar la medular herculina, pero casi no tuvo incidencia en el juego.

EL MEJOR

ponferradina_deportivo_fabricio

Fabricio: 9. De no ser por él, el Deportivo no solo se hubiera vuelto de vacío de la Ciudad Condal, sino que también lo hubiera hecho con una goleada en contra. El canario volvió a responder a la confianza de su técnico con una actuación brillante, en la que sumó hasta seis paradas de mucho mérito, de las cuales la mayoría fueron gracias a una soberbia colocación bajo palos.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Compartir.

Sobre el Autor

A Coruña, 1990. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Facultad de Santiago de Compostela, he sido redactor de Riazor.org desde 2011. Reparto mi tiempo entre escribir de fútbol y la realización, edición y postproducción de piezas audiovisuales.

Comentarios están cerrados.