…y Lucas Pérez entró en la historia

6

Corría el minuto 40 de partido cuando Germán Lux aprovechó un ataque visitante con muchos jugadores del Eibar arriba para armar un contragolpe con un saque rápido. El pase largo del meta argentino dejó a Lucas Pérez ante Asier Riesgo después de un gran movimiento de este dejando correr el balón que creó incertidumbre entre la defensa del conjunto vasco. El coruñés llegó antes que nadie y recibió un fuerte golpe del portero rival dentro del área. Estrada Fernández señaló al punto de penalti y dejó a Lucas ante la posibilidad de entrar en la historia del RC Deportivo de La Coruña.

José Roberto Gama de Oliveira ‘Bebeto‘ marcó 29 goles en la temporada 1992-1993. Hizo dianas de todos los colores y de todos los sabores, pero ese año estableció un récord nunca antes alcanzado: marcar en siete jornadas consecutivas de una Liga de Primera. 23 temporadas después, esa marca se ponía al alcance de un delantero de casa, un delantero inmensamente querido por la afición y que se ha convertido en la referencia de su equipo.

No le hizo falta ir a por el balón antes de ponerlo en el punto que marca los once metros. Sus compañeros sabían que ese penalti era suyo y comenzaron a animarle. No todos los días se puede hacer historia. Lucas miró fijamente a Riesgo, dio tres pasos y con su pierna izquierda mandó el esférico a su lado de seguridad, a la izquierda del portero. Bajo y fuerte, con clase. Gol para llamar al timbre de una casa en la que solo está Bebeto. Gol para que el brasileño baje a abrir.

Compartir.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. En Riazor.org desde finales del 2007.