La guinda a la plantilla, pendiente de cerrar la operación salida

0

El Deportivo inició el verano con un gran volumen de movimientos, tanto de entradas como de salidas. Carmelo del Pozo fue reconstruyendo una plantilla que presentará grandes cambios con respecto a la temporada pasada y se las ha arreglado para configurar, a priori, un bloque equilibrado y compensado. Pero eso seguramente no sea suficiente para el objetivo del ascenso y por eso, el director deportivo sabe que en las últimas semanas debe dar un golpe de efecto y ponerle la guinda al proyecto con varias incorporaciones que eleven el nivel.

Pero para que lleguen esos últimos refuerzos, entre los que Samuele Longo está de primero en la lista, primero hay que completar la operación salida. En la Plaza de Pontevedra tenían claro que el club blanquiazul debía reducir la masa salarial para afrontar el nuevo curso, pero no está siendo tan fácil deshacerse de los jugadores que no cuentan. Después de la rescisión de Mosquera y la cesión de Valentín al Lugo, todavía quedan al menos tres futbolistas a los que encontrar acomodo. Esta es su situación:

Róber Pier: A punto de irse definitivamente al Levante

Es la que menos preocupa en lo que se refiere a encontrar una solución, aunque esta no sea la más beneficiosa para el Dépor. Porque tanto la salida de Róber como su destino están cantados desde hace semanas. El central, que sigue recuperándose de una grave lesión de rodilla, termina contrato en 2020 y se irá al Levante prácticamente gratis. El club herculino está negociando con los granotas para tratar de recibir algún tipo de compensación económica, aunque sea mínima, y además quedarse con un porcentaje de una futura venta. El hecho de que no vaya a poder jugar hasta enero ha provocado que la operación se llevase con calma, pero no debería dilatarse mucho más tiempo.

Diego Rolan: Presencia testimonial a la espera de alguna oferta

El salario del delantero uruguayo, así como su amortización, es inasumible para el Deportivo en Segunda División. Regresó tras su año entre Leganés y Alavés a la espera de recibir ofertas que, según Carmelo, de momento no han llegado. Tampoco es que el jugador hiciera mucho por mostrarse en el escaparate, ya que sólo ha jugado 45 minutos en la pretemporada. Fue en el primer partido ante el Fabril y desde entonces ni siquiera se ha entrenado con el grupo por problemas físicos, según el club. Su salida es la que se debe acometer con más urgencia, aunque el único interés, de momento sin concretar, parece llegar desde Turquía.

Fede Cartabia: Mensaje definitivo en el Teresa Herrera

El argentino fue uno de los elegidos para los recortes desde el inicio de verano. Su alta ficha, unido a los problemas físicos que no le dejan mostrar el nivel diferencial que se esperaba de él, hacen que el club blanquiazul quiera pasar página. El jugador está feliz en A Coruña, pero desde la dirección deportiva entienden que su marcha es necesaria y el último mensaje se lo enviaron en el Teresa Herrera. Cartabia entró en la convocatoria de 26 e incluso calentó, pero no jugó ni un minuto.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.