fbpx

Solo el gol separa a Lucas Pérez de su mejor versión

0

El regreso de Lucas Pérez en el período de fichajes del verano pasado generó una gran expectación en la afición deportivista, que se mostró encantada de acoger de nuevo al punta coruñés. En él recayeron, como es lógico, ilusiones y responsabilidades a partes iguales. No era para menos: la vuelta de Lucas, autor de 17 tantos en Liga en la temporada 2015-16, suponía un salto de calidad para el proyecto, un activo de gran valor para que el Deportivo continuase creciendo.

El devenir de la temporada, sin embargo, no ha sido el esperado, y el futbolista del Arsenal ha sido uno de los principales blancos de las críticas debido a su escasa efectividad de cara a portería, con cinco tantos anotados en lo que va de campaña. No obstante, su implicación con el Dépor y su carácter competitivo están fuera de toda duda. Sus últimos partidos han sido una muestra inequívoca de ello, y de hecho su desacierto en la definición ha sido la única mancha perceptible en sus actuaciones más recientes. La mejor versión del Deportivo, la que se vio a partir del encuentro en el Metropolitano, ha coincidido plenamente con la recuperación del mejor Lucas.

Esto ha sido así porque la identidad de este Dépor potencia las cualidades del atacante coruñés. En primer lugar, la salida de Florin Andone del once deja a Lucas como el futbolista más adelantado del conjunto herculino, lo que le da más libertad para realizar continuos desmarques a la espalda de los defensas o caer a banda, pues es Adrián el que se mantiene en segunda línea y el que ofrece apoyo llegando desde atrás. Además, el creciente protagonismo otorgado a Emre Çolak o a Pedro Mosquera favorece las carreras de Lucas, pues ambos destacan por su precisión en el desplazamiento en largo, que permite lanzar a los atacantes hacia la portería para castigar las pérdidas del rival.

En el encuentro de ayer ante el Sevilla, Lucas Pérez estuvo en la misma línea de los últimos partidos: se hartó a tirar desmarques, se peleó con los centrales, asistió con criterio y estuvo, en líneas generales, bastante acertado en la toma de decisiones. Lo único que faltó, y esa es la mayor diferencia con respecto al Lucas de hace dos temporadas, fue el gol.

Sobre el Autor