Comienzan a esclarecerse los hechos de Madrid Río

86

Tanto la Cadena SER como TVE han ofrecido información a través del sumario de la Operación Neptuno donde desvelan que el Frente Atlético realizó una emboscada a los Riazor Blues mientras estos desayunaban. Entre los ultras madrileños se encontrarían varios neonazis de Europa del Este, tal y como detalló el frente coruñés en su comunicado.

Fue una emboscada y no una quedada. Esos son los datos que se extraen del sumario de la Operación Neptuno y a los que han tenido acceso tanto la Cadena SER como TVE. En ese sumario se detalla lo que sucedió esa mañana en Madrid Río.

La Cadena SER recoge declaraciones de testigos que contaron cómo los miembros del Frente Atlético se repartieron una gran variedad de cuchillos de cocina en una cafetería próxima minutos antes de la reyerta. Uno de ellos entró en un bar y “sacó al exterior una bandeja repleta de cuchillos de cafetería que repartió entre todo el grupo”. Además, entre ellos había dos líderes. Uno “iba en cabeza todo el tiempo y dirigía las acciones de los demás con un palo de grandes dimensiones” y el otro que gritaba a su grupo “con dos navajas tipo mariposa en las manos”.

Desvela también el testigo que entre los ultras del Frente Atlético había varios individuos identificados a priori como polacos, que daría razón a los Riazor Blues, que en su comunicado aseguraron que por allí andaban neonazis de Europa del Este. “Tenían aspecto de Europa del Este y retaban a su grupo con los puños en forma de boxeador, gritándoles “FIGHT, FIGHT”‘.

Desde Televisión Española, el pasado jueves, apuntaban que los ultras del Deportivo estarían desayunando cuando fueron sorprendidos por los miembros del Frente Atlético. Nada de quedada pactada por whatshap, nada de una pelea programada. Emboscada con todas sus letras. Su llegada la anunciaron al grito de ‘¡Atlético fans? Hooligans!’. “Los Riazor Blues estaban desayunando en un bar y fueron sorprendidos pasadas las ocho y media de la mañana por sus rivales. Empezaron a volar sillas, se produjeron persecuciones y el ya conocido asesinato de Jimmy, ultra del Deportivo. Lo más complicado para la policía ha sido identificar a los cuatro autores materiales de muerte”, indicaron en TVE.

Si todo esto es cierto, que pocas dudas quedan después de lo reflejado en el sumario de la Operación Neptuno, ¿será posible poder borrar el daño realizado a la afición deportivista y en especial a los Riazor Blues? ¿Cómo reaccionarán y acaso se comerán sus palabras aquellos que hablaban de emboscada quedada y afirmaban que había sido así? ¿Se reconocerá la ineptitud del poder policial y político en este asunto? ¿O se olvidará? ¿Acaso se dejará pasar de largo porque ahora no tenga interés sacarlo a la luz para ciertos poderes del Estado?

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.

";