Fabril: de la gloria al infierno

Cualquier tiempo pasado fue mejor, escribió Jorge Manrique en las ‘Coplas a la muerte de su padre’ hace más de 500 años. El Deportivo ‘B’ lo sabe mejor que nadie, pues en unos pocos meses ha pasado de luchar por ascender a Segunda División ‘B’ a estar demasiado cerca de los puestos de peligro de Tercera. El cambio de escenario ha sido extremo. Pero por ahora los pupilos de José Luis Devesa tienen tiempo para cambiar el rumbo en la segunda vuelta del campeonato.

Tras tenerlo al alcance de la mano, el ascenso del Fabril se escapó en el último suspiro de la manera más cruel a finales del mes de junio. A veces el fútbol puede ser así de incomprensible. El Palo optó por ‘el todo vale’ y le valió para llevarse el premio gordo frente a un filial que tampoco supo reaccionar en el partido de vuelta de la final del play-off. Tan cerca, pero a la vez tan lejos. Sin embargo, aquel día también se acabó el ciclo de una generación que avasalló a sus rivales con su fútbol durante la segunda mitad de la temporada pasada.

Fabril_El_Palo_23

Luis Fernández, Pablo Insua, Uxío Marcos, Sergio Teles, Javier Fernández ‘Bicho’ y Álvaro Lemos –una grave lesión cortó su progresión durante la pretemporada- fueron algunos de los jugadores que más destacaron con el segundo equipo. Muchos han visto un sueño cumplido al ver las puertas del primer equipo abiertas de par en par. Lo cierto es que Fernando Vázquez ha contado con estas joyas de la cantera, incluso algunos definitivamente se han asentado con los ‘mayores’. Aunque esta política ha dejado mermado a un filial que desde aquella fatídica jornada en Málaga. El cambio ha sido drástico.

En el pozo

La renovación en la plantilla del Fabril ha sido casi completa. Entre los canteranos que suben normalmente al primer equipo y los futbolistas que se marcharon en verano, los juveniles se han visto forzados en gran medida a tomar el relevo. También llegaron fichajes como Aarón Rama, Marcos Remeseiro y Jesús Cañizares ‘Cañi’. Después de rozar la perfección, tocaba comenzar una nueva etapa que no parecía que fuese a tener un principio sencillo.

El Dépor ‘B’ terminó la primera vuelta de manera muy preocupante. La mala racha de las últimas semanas ha hecho saltar todas las alarmas, ya que acumula dos victorias en las últimas 15 jornadas de Liga. La promoción de ascenso a estas alturas parece inalcanzable y la salvación ya es una prioridad. Únicamente ha sumado 23 puntos en 19 jornadas, lo que es un balance muy pobre. Pero lo peor es que el equipo se sitúa a cinco puntos de los puestos de descenso, aunque esta campaña los arrastres pueden jugar una muy mala pasada a más de uno.

Iván Aguiar

– Volver al reportaje –