La Copa del Rey, influenciada por la Liga

En una temporada con un objetivo tan claro como era el ascenso, la participación del Deportivo en el torneo del KO estuvo muy supeditada al campeonato liguero y se resumió en cuatro partidos que dieron la oportunidad a los menos habituales. El Levante frustró en dieciseisavos de final la andadura blanquiazul, no sin antes sufrir un grave varapalo en Riazor.

Segunda Eliminatoria: Goleada de la mano de Lassad y Valerón (Deportivo 5-1 Girona)

El bautizo del Deportivo en la Copa del Rey 2011/2012 se inició en Riazor ante un Girona en el que jugaba un viejo conocido: Dani Mallo. La afición no dejó solo al equipo en esta nueva andadura y pobló las gradas del municipal coruñés llevando en volandas a un equipo muy diferente al que había presentado hasta entonces José Luis Oltra. El partido comenzó mal para los coruñeses, ya que a los cuatro minutos de juego los catalanes se habían adelantado tras una buena jugada de Dani Nieto, pero el Dépor comenzó a llevar la manija y fruto de los arreones gallegos, llegó el empate de manos de Lassad tras un centro de Saúl seis minutos después. En la segunda parte, la entrada de Valerón fue capital para que el Deportivo se contagiase de la magia del canario y solventase un partido que el Girona lucho hasta el final. La conexión Valerón-Lassad finalizó con cuatro goles más, de ellos un hattrick del franco-tunecino, y con Riazor haciendo la ola. Esperaba el Alcoyano en Tercera Ronda.

Tercera Eliminatoria: Venganza tras la derrota en El Collao (Deportivo 2-1 Alcoyano)

Con el varapalo de Alcoy todavía reciente en las mentes deportivistas, el club coruñés afrontó una nueva eliminatoria de la Copa del Rey con el objetivo de dejar atrás las sensaciones mostradas ante el mismo rival en Liga. Para ello, Oltra volvió a contar con los menos habituales, especialmente productos surgidos de Abegondo: Rochela, Seoane, Juan Domínguez, Juan Carlos y Laure. El equipo controló perfectamente el partido y no dio opción a los alicantinos para que dieran una nueva sorpresa. Juan Domínguez puso en ventaja a los locales durante la primera parte y Riki en la segunda amplió la diferencia, sólo Gato a menos de 20 minutos para el final puso la incertidumbre en la hinchada blanquiazul, que celebraría la clasificación para una eliminatoria en la que los rivales de Primera ya estarían presentes.

Dieciseisavos de final: Una de cal y otra de arena ante la revelación de Primera (Deportivo 3-1 Levante // Levante 4-1 Deportivo)

La llegada de un Primera en gran forma como el Levante buscaba ser la motivación perfecta para que la plantilla deportivista demostrase su competitividad, pero el mal partido realizado en el Ciutat de Valencia lastró cualquier posibilidad de una gesta mayor. En el primer partido, el Deportivo comandado por un gran Saúl imprimió una severa derrota a los hombres de Jose Ignacio Martínez, que no esperaban encontrarse con la pegada del líder de Segunda. Sin embargo, la “ligera ventaja” que comentaba Oltra en la víspera de la vuelta no fue suficiente para pasar de ronda. El Deportivo aguantó los arreones granotas e incluso marcó un gol que ponía cuesta arriba las aspiraciones de los locales. Sin embargo, la resistencia deportivista duró hasta la prórroga, en la que el Levante consiguió una clasificación in extremis. Los coruñeses se despidieron de la Copa del Rey dejando buenas sensaciones para afrontar un objetivo tan difícil como era retornar a Primera División.

Dani Roces

Volver al reportaje