Los datos de la temporada más difícil que se recuerda

Larga. Muy larga fue la campaña 2013/2014 para el Deportivo, obligado a hacer frente a excesivos problemas extradeportivos que, sin embargo, no impidieron a los de Fernando Vázquez alcanzar el objetivo del ascenso. De los casi diez meses de competición se pueden sacar muchas conclusiones, altos y bajos o pros y contras, pero sobre todo muchos números. A continuación, resumimos en datos la temporada más difícil del conjunto herculino en las últimas décadas:

Ante todo, al Dépor le encantó viajar

El equipo blanquiazul fue el conjunto de Segunda División que más puntos consiguió como visitante fuera de su estadio, 36, incluso más que en casa, donde sumó 33. Además, también fue el que más encuentros venció a domicilio, once, el único en llegar a las dos cifras en esta faceta.

Zaragoza_Deportivo_gol_de_Laure

Soberbio en defensa, irregular en ataque

A excepción del último tramo del campeonato, el Deportivo siempre demostró su gran trabajo defensivo durante el curso 2013/2014. El conjunto gallego dejó la puerta a cero en 19 encuentros y tan solo recibió más de un gol en nueve de ellos. Por ello, terminó como el segundo equipo menos goleado de la Liga Adelante con 36 tantos en contra -menos de uno por partido-, por detrás de la SD Eibar.

En cambio, el balance ofensivo de los coruñeses fue peor de lo esperado, aunque desde la pretemporada Vázquez dejó claro que su principal objetivo era la solidez. El Dépor acabó con 48 tantos a favor, superado por once equipos de la Segunda División, debido a que se quedó sin ver puerta en once ocasiones y a que solo en 13 anotó más de un gol.

Quedó claro que hay buena materia prima

Fernando Vázquez contó, en total, con 12 futbolistas formados en las categorías inferiores del Deportivo o que se forjaron en el Fabril antes de subir al primer equipo: Laure, Insua, Seoane, Álex Bergantiños, Juan Domínguez, Juan Carlos, Luis Fernández, Bicho, Paulo Teles, Dani Iglesias, Cañi y Quique Fornos tuvieron minutos en partidos oficiaes a lo largo de toda la temporada. Además, los siete primeros gozaron de un papel importante e incluso llegaron a coincidir en el once inicial, como sucedió en el partido que el Deportivo disputó en Zaragoza en la jornada 31 y que acabó con victoria herculina por 0-1. Además, Fabricio, ex guardameta del Fabril, también contribuyó en los seis partidos en los que Germán Lux estuvo lesionado, así como en los dos de Copa del Rey.

Los cuatro indiscutibles, canteranos

Durante la campaña 2013/2014, Vázquez tuvo, además del portero Germán Lux, a una columna vertebral prácticamente inamovible dentro de su once, formada por cuatro futbolistas de la casa: Laureano Sanabria, Pablo Insua, Álex Bergantiños y Juan Domínguez. El ‘10’ fue el adalid blanquiazul y gozó de 3.491 minutos, el que más de toda la plantilla, seguido del central de Arzúa -3.464 minutos-, de Bergantiños -3.196- y del lateral madrileño -3.127-.

La consagración de Diego Seoane

El futbolista ourensano pasó de no contar para Vázquez al inicio de temporada a convertirse en un jugador capital en el devenir del Deportivo en el segundo tramo de campaña. Seoane encontró, por fin, la titularidad y la regularidad que había demandado durante los últimos años. Disputó 24 partidos y 1867 minutos, más que nunca en su carrera profesional en ambos ámbitos.

Deportivo_Hercules_Seoane_centrando

Cinco que valieron por uno

Una campaña más, el Deportivo no contó con uno de los grandes ‘nueves’ de la categoría como Stefan Scepovic (Sporting), Borja Viguera (Deportivo Alavés) o Kike García (Murcia). Sin embargo, los cinco delanteros que tuvo a su disposición Fernando Vázquez aportaron, cada uno en un momento determinado del curso, su granito de arena. El máximo goleador y el que más confianza tuvo por parte de Vázquez fue Borja Bastón, que firmó diez dianas. Además, Luis Fernández vio puerta en cinco ocasiones, mientras que Toché e Ifran lo hicieron en cuatro. Por último, Arizmendi contribuyó con dos goles, que sumados a los de sus compañeros en la ‘punta’ de ataque dieron como resultado un total de 25 tantos anotados por los ‘nueves’ deportivistas, los mismos que los que logró el ‘pichichi’ de Segunda División, Borja Viguera. Cinco delanteros que valieron por uno y que lograron, entre todos, más de la mitad de las 48 dianas que hizo el Deportivo en toda la temporada.

El balón parado, una agonía

De las 36 dianas que recibió el conjunto herculino, la mitad -18- llegaron a balón parado -incluidos dos penaltis-. Y es que a pesar de los cambios que introdujo Vázquez en la forma de defender las jugadas de estrategia a lo largo de toda la campaña, el Deportivo nunca consiguió solventar el que fue su gran punto negro durante todo el año.

Jorge García

· Volver al reportaje ·