Una Copa del Rey vista y no vista

El Deportivo tan solo duró una eliminatoria en la Copa del Rey. Con Víctor Fernández al mando del equipo, en cuarta eliminatoria el caprichoso bombo decidió emparejarles con el siempre difícil Málaga. Un partido que llegó en un momento muy complicado para los blanquiazules en lo social, tras el asesinato de Jimmy a orillas del Manzanares.

Malaga_Depor_Copa_Cuenca_2

El partido de la ida terminó con un trabajado empate a un tanto. Un partido en el que se pudo ver a jugadores poco habituales en los onces de Liga como Germán Lux, Diakité, Manuel Pablo, Canella, Remeseiro. Los coruñeses supieron reponerse al tanto de Camacho, empatando la eliminatoria gracias a un tanto de Toché en la recta final del partido. La eliminatoria se decidiría en La Rosaleda.

En la vuelta, apenas hubo historia. Recio, Camacho y Roque Santa Cruz -con un doblete-, fustigaron a un frágil Deportivo que pese a todo intentó ponerle algo de sabor a la eliminatoria con el tanto de Hélder Postiga. El primer tanto fue obra del paraguayo que aprovechó un error de Lopo. La respuesta fue el empate de Postiga, pero entre Recio, Santa Cruz y Camacho apearon al Deportivo de la Copa del Rey.

Víctor Losada.

Volver al reportaje