Valoraciones personales del 2014

1. Valoración global del año

Pablo Antelo: El año 2014, al igual que ocurrió hace dos, deja un contraste de sensaciones. La alegría y el orgullo de conseguir ascender otra vez contra viento y marea, y la preocupación e incerteza que provoca la actual situación deportiva, económica y también social del club. El 2014 también fue un año de cambios, ya que la destitución de Fernando Vázquez junto con la llegada de Víctor Fernández vino precedida de un cambio en la presidencia tras 25 años de ‘reinado’ de Lendoiro. Además, el asesinato de ‘Jimmy’ por parte del Frente Atlético y las posteriores consecuencias dejaron un sabor muy amargo en estas últimas semanas. La evolución del club en este 2014 no ha sido positiva.

Víctor Losada: 2014 no ha sido fácil. Un año que empezó con cambio de presidente, pero en el que se consiguió de nuevo el ansiado ascenso. Que dejó un regusto amargo con esa despedida de Fernando Vázquez y le llegada de un Víctor Fernández que no terminó de convencer. Pero sobre todo, con un final de año horrendo. Sin duda, el asesinato de Jimmy es algo que quedará marcado de por vida.

Daniel Méndez: Ha sido un año negativo. Un año convulso en lo social, en lo institucional, en lo futbolístico y llevando a la espalda el peso de la fractura económica que se arrastraba de antaño. Sí, se ha ascendido a Primera División, pero no por los puntos que se hicieron en 2014, sino en gran parte por lo que se consiguió en 2013. Futbolísticamente hablando ha sido decepcionante. A la afición no le convence el entrenador y apenas confían en sus jugadores, que pocas alegrías le han dado en un año. Lo ocurrido en Madrid Río y las decisiones posteriores no hicieron más que acrecentar un año difícil para el deportivismo.

2. ¿Mejor jugador? ¿Revelación? ¿Fiasco?

Pablo Antelo: Es difícil contestar a esto, debido a los numerosos cambios que hubo en la plantilla. Con todo, teniendo en cuenta que la mejor noticia del año fue la consecución del ascenso, creo que Lux fue uno de los hombres más regulares en la Liga Adelante, si bien en el regreso a Primera se ha visto superado por Fabricio. En cuanto a la revelación, sin duda Pablo Insua se merece ser catalogado como tal, ya que fue de los mejores en Segunda en su primer año como titular en el equipo. En cuanto al fiasco, personalmente me esperaba mucho más de Isaac Cuenca y todavía sigo pensando que debe ser el hombre que dé el salto de calidad necesario para que el Dépor siga en Primera.

Víctor Losada: Me pasa como a Pablo, la elección es más que complicada. Teniendo en cuenta la situación por la que atraviesa el club, y que en los primeros meses el Deportivo tuvo bastante cosas de cara, creo que elegiría a Fabricio como mejor jugador. Llegó por la puerta de atrás, sin hacer apenas ruido, a sabiendas de que su fichaje sería criticado. Trabajó y trabajó, hasta hacerse con la titularidad y ser el hombre clave en muchos partidos. En cuanto a la revelación, sin duda, también se lo daría a Pablo Insua. Y por último el fiasco, aquí tenemos varios para elegir, pero por las esperanzas que tenía depositadas en él, se lo queda Helder Postiga.

Daniel Méndez: Tal y como dicen Víctor y Pablo, es una pregunta complicada contestar cuál ha sido el mejor jugador del Dépor en este 2014. De la primera parte del año, en Segunda División, el único futbolista que cuenta con un puesto casi fijo en la andadura en Primera ya en la segunda mitad del año es Pablo Insua. Lux, Laure, Bergantiños, Lopo o Juan Domínguez no han sido indispensables para sus entrenadores en algún momento de las dos temporadas o no han sido importantes en muchos de los partidos que han jugado. Así que para elegir al mejor jugador, me voy a decantar por aquel futbolista que me pareció más determinante en los encuentros que participó. Me quedo entonces con Ibrahim Sissoko. Comparto a Insua como revelación y a Isaac Cuenca como fiasco.

3. Nota del año.

Pablo Antelo: Un 5. Creo que la primera mitad del año mereció un notable muy alto con la consecución del ascenso, incluso un sobresaliente, pero la situación deportivo del equipo en Primera, y sobre todo, la fractura que existe en estos momentos entre el deportivismo, empañan demasiado lo conseguido los primeros seis meses. No quiero poner un suspenso porque prefiero pensar que el 2015 será un año mucho mejor.

Víctor Losada: Un 6. La temporada pasada se terminó con ascenso, así que la nota es bastante elevada. Ahora todo queda emborronado por la mala temporada que se está haciendo en el regreso a Primera, además del mal ambiente existente en lo social.

Daniel Méndez: Un 4. Y porque no se pifió el ascenso. En mis 28 años como deportivista no recuerdo un momento tan inestable en todos los aspectos como el vivido en los días posteriores a aquel partido contra el Atlético de Madrid. Me resulta imposible aprobar un año tras semejante panorama. Señalado el equipo, señalada la afición, señalado el cuerpo técnico y señalada la directiva. Y ya no solo a nivel local, si no en todo el territorio nacional.

4. ¿Qué esperas del 2015?

Pablo Antelo: Voy a ser positivo, y voy a pensar que el Deportivo logrará el objetivo de permanecer en la Liga BBVA. Si el equipo mejora deportivamente, la crisis existente en la grada y en la parroquia herculina en general mejorará. Por otro lado, y siendo sincero, para que todo esto ocurra, creo que es necesario un cambio en el banquillo. Víctor Fernández ha perdido el crédito y no parece convencer ya a nadie. Hace falta un cambio de aires y que llegue un técnico capaz de enganchar con la hinchada -algo parecido a lo que en su momento se consiguió con la contratación de Fernando Vázquez-, para tratar de unir un poco más a todos los estamentos de la entidad y que se recupere una ilusión que en estos momentos no se respira en Riazor.

Víctor Losada: Más de uno me llamará iluso, pero yo espero volver a disfrutar de un Riazor lleno animando al equipo y no señalando al palco. También espero que los jugadores entiendan de una vez por todas qué significa el Deportivo y qué se están jugando. Tal vez sea con otro técnico en el banquillo o puede ser que con el cambio de año Víctor Fernández saque del trastero sus viejos libros de entrenador y nos sorprenda a todos.

Daniel Méndez: Espero que el deportivismo se recupere del mazazo que sufrió en este 2014 y vuelva la estabilidad en todos los ámbitos. Espero que el Dépor salve la categoría, aunque sea de penalti en el último minuto del partido más decisivo. Pero me temo que mucho han de cambiar las cosas para que suceda. Quien sabe, al final esto es fútbol.

Volver al reportaje