Alejandro Arribas

Alejandro Arribas Garrido (Madrid, 1 de mayo de 1989), defensa central diestro, se incorporó a la disciplina del Deportivo en julio de 2015 procedente del Sevilla. Viejo objeto de deseo de la secretaría técnica, su llegada se produjo tras haber sonado como refuerzo para el conjunto herculino en anteriores temporadas, convirtiéndose así en la gran apuesta del verano a la hora de dar un salto de calidad en la retaguardia. Expeditivo y contundente en la marca y un gran dominio del juego aéreo en ambas áreas son las principales señas de identidad del defensor madrileño.

Alejandro Arribas se formó en las categorías inferiores del Rayo Majadahonda, club en el que fue pasando por los distintos equipos de su cantera hasta llegar a debutar con el primer equipo siendo aún juvenil. Sus actuaciones con el conjunto majariego en Tercera División llamaron la atención de los principales equipos del balompié madrileño, entre ellos un Rayo Vallecano por el que acabaría decantándose y del que pasó a formar parte de su filial en el verano de 2008. Tras un primer curso que incluyó su cesión al Navalcarnero en la segunda parte de la temporada, el segundo año en Vallecas fue el de su impulso definitivo hacia el fútbol profesional. La gran campaña de un Rayo Vallecano B que selló el ascenso a Segunda B y en el que Arribas era uno de sus principales baluartes hizo que Pepe Mel le diese la oportunidad de debutar con el primer equipo, por aquel entonces en Segunda División.

La temporada 2010-2011 fue la de su confirmación. El hecho de que José Ramón Sandoval, su técnico en el filial, tomase las riendas del primer equipo acabó de abrirle las puertas de un Rayo en el que se convirtió en un fijo y con el que logró un histórico ascenso a Primera. Un año después y tras lograr la permanencia con el conjunto franjirrojo firmó contrato con Osasuna, conjunto en el que militó durante las dos siguientes temporadas. En julio de 2014 hizo de nuevo las maletas y abandonó la capital navarra para iniciar una nueva aventura, en este caso enrolado en las filas de un conjunto con unas expectativas muy ambiciosas como el Sevilla. Sin embargo, y pese proclamarse campeón de la Europa League, la estancia en el club hispalense no resultó ser todo lo positiva que cabía esperar, motivo por el cual el defensor madrileño y el propio club alcanzaron un acuerdo para poner punto y final a su vinculación. Pocos días después, el central aterrizaba en la ciudad herculina, ya con la carta de libertad bajo el brazo, y se convertía en nuevo jugador del Deportivo.

Alejandro Arribas

Alejandro Arribas firma con el Deportivo

La falta de oportunidades y la poca confianza depositada en él por parte del entonces técnico sevillista Unai Emery provocaron que Alejandro Arribas buscase una salida del conjunto hispalense. Tras el acuerdo previo para rescindir el año de contrato que le restaba con el Sevilla, el 26 de junio de 2015 el Deportivo hacía oficial su contratación. El central madrileño seguía así los pasos de Fernando Navarro y se convertía en el segundo fichaje del conjunto herculino al firmar contrato por las tres siguientes temporadas con opción a una cuarta.

Una carrera plagada de emociones fuertes

La trayectoria de Alejandro Arribas si por algo destaca es por el hecho de protagonizar, año tras año, unos emocionantes finales de temporada, algunos de ellos con triste desenlace pero la gran mayoría con final feliz e incluso con tintes épicos. El primer episodio de estas características lo vivió durante su cesión al Navalcarnero cuando el conjunto madrileño no pudo evitar el descenso a Tercera pese a lograr el triunfo en la última jornada. Al año siguiente fue quien de resarcirse al conseguir el ascenso a Segunda B con el filial rayista tras una polémica eliminatoria ante el Hospitalet decidida con un gol anotado en el último minuto del encuentro de vuelta y que desembocó en graves incidentes. Por si eso fuera poco, los de Vallecas aún tuvieron que esperar varias semanas a que el primer equipo garantizase su continuidad en Segunda para así poder certificar definitivamente el salto de categoría. La temporada 2010-2011, la de su consolidación en el Rayo, resultó ser una de las más convulsas en la historia de la entidad rayista, con múltiples problemas en el plano institucional que ocasionaron que la plantilla acumulase muchos meses sin cobrar. Sin embargo, el equipo no solo supo sobreponerse sino que acabó logrando un inesperado y más que meritorio ascenso a Primera que fue motivo de elogio por parte de todo el mundo del fútbol nacional.

Su primera temporada en Primera División, y a la postre la última en las filas del Rayo Vallecano, terminó con una agónica salvación gracias a un gol de Tamudo al borde del descuento que desató la locura en Vallecas. Sus dos siguientes temporadas, ya como jugador de Osasuna, se saldaron con otra sufrida permanencia y un descenso ante su público en la última jornada en un partido que dejó numerosos heridos tras una avalancha en uno de los fondos de El Sadar. Un año más tarde, su estancia en el Sevilla tuvo como punto y final a la temporada nada más y nada menos que una final de la Europa League que supuso el primer y único título en su carrera. Ya como futbolista blanquiazul, el zaguero madrileño parece seguir abonado a los finales de campeonato no aptos para cardíacos al firmar sendas permanencias a cuál más sufridas y certificadas en la penúltima jornada.

Estadísticas de Alejandro Arribas

En las dos primeras campañas como futbolista del Deportivo Alejandro Arribas acumula un total de 57 partidos oficiales defendiendo la elástica blanquiazul, 54 de ellos como titular. Pese a tratarse de un defensor, su dominio del juego aéreo y las jugadas de estrategia le han servido para anotar 4 goles repartidos a partes iguales entre ambas temporadas.

Galería de Alejandro Arribas en el Deportivo