Análisis por equipos del derbi

7

NoticiasCelta.com y Riazor.org analizan a Celta y Dépor en un entretenido post previo al derbi gallego del viernes en feudo blanquiazul (21.45 h.).

R.C. CELTA DE VIGO (NOTICIASCELTA.COM)

Esquema e idea de juego

(4-2-3-1) Tanto Paco Herrera como Abel Resino han optado por el 4-2-3-1 como teórico esquema. Un 4-2-3-1 que, en especial Herrera, convirtió en más de una ocasión en un 4-3-3. Resino, por su parte, ha optado de vez en cuando por hacer variación a un 4-1-4-1, como en el choque contra el Real Madrid del pasado domingo. La columna vertebral, eso sí, siempre es la misma. Álex López y Borja Oubiña -sobre todo éste último- son el eje en cualquier pizarra. Mientras el capitán aporta sentido, desahogo y calma, el ferrolano tira de vocación ofensiva y en él debería iniciarse el juego de ataque. En Riazor no estará por lesión, por lo que su puesto lo ocupará en principio el polivalente Pranjic. Con Augusto Fernández fijo por la derecha, la movilidad entre los tres hombres restantes en ataque es tónica habitual. Iago Aspas, siempre referencia, tiene apetencia por las combinaciones rápidas bien con Orellana o bien con Krohn-Dehli. La posible entrada de Bermejo por el danés, como ocurrió en Sevilla hace dos semanas, dota al ataque de un mayor poderío físico. ¿La diferencia entre la idea de Herrera y la de Abel Resino? El nuevo técnico exige una mayor presión en la salida de balón del equipo rival y además tiene obsesión por juntar las líneas, provocando que la defensa esté en ocasiones demasiado adelantada.

Virtudes

Calidad arriba. A pesar de los pocos goles marcados durante esta temporada, el Celta ha sido un equipo que, durante gran parte del campeonato, se ha caracterizado por su alegría en el juego ofensivo. Es capaz de crear y de llegar al área rival con facilidad, pero la carencia de nueve puro provoca que los olívicos cuenten tan solo con 26 goles en su haber. Vital es Iago Aspas en este aspecto. Movilidad, descaro, regate y chispa. 10 goles hasta ahora. De su pierna izquierda dependerá en gran medida el futuro del Celta.

Defectos

Sin gol. Algo de lo que ya hemos hablado. Con Aspas no es suficiente. Se trajo a Park para aportar un punto de pólvora arriba, pero su aportación, aún con dos goles, ha sido meramente testimonial. Tanto para Herrera como para Resino se ha convertido en el último delantero del equipo. Bermejo, esta temporada, se ha olvidado algo del gol para aportar mucho más en defensa, algo que el equipo ha notado tanto para bien como para mal. Augusto y Krohn-Dehli no son “killers” de área como tampoco lo es Orellana. De Lucas, por su parte, sigue sin dar su mejor nivel.

El crack

Creo que no hay duda. Iago Aspas es el hombre de este Celta. Ya lo fue el año pasado pero quizá su dimensión se ha acrecentado todavía más esta temporada. Dejando de lado lo que representa para el celtismo, a la altura de las grandes leyendas celestes, por el moañés pasan prácticamente todas las opciones de permanencia de los vigueses. No hay acción de ataque en la que él no esté presente. Rompe defensas con sus eléctricos movimientos, se asocia a las mil maravillas con sus compañeros y llega con ganas de marcar por fin a su eterno rival. Sólo la sobreexcitación puede parar al 10 celeste.

El catacrack

Gustavo Cabral ha sido, sin lugar a dudas, la mayor decepción de la temporada. El central argentino comenzó la temporada a un nivel aceptable, pero pronto se le notarían sus carencias. Agresivo de más, ya ha sido expulsado en dos ocasiones -contra el Deportivo en la ida y frente al Rayo-. Es endeble, lento y sus clamorosos errores le han costado varios goles en contra a Javi Varas. Parece que volverá a ser suplente en Riazor.

Nivel fichajes invierno

Curiosamente, el que menos ruido hizo con su llegada ha sido el que, hasta ahora, mayor rendimiento ha dado. Vadim Demidov ha cumplido como central los minutos que ha jugado, a pesar de que se echa de menos en él algo de contundencia. Está llamado a formar con Túñez la pareja de centrales hasta final de temporada. Orellana y Pranjic no han decepcionado pero tampoco han dado todo lo que se espera de ellos. El chileno siempre aporta magia, aunque Balaídos le pide más. El croata, por su parte, cumple cuando tiene minutos aunque parece condenado a ser suplente. La lesión de Álex, esta vez, le abre la titularidad en Riazor.

Jugadores más en forma

Jonny, Oubiña, Augusto y Aspas. El lateral internacional con la sub-20 española ha dado el salto de Tercera a Primera División. Y lo más curioso es que no lo ha notado. Tenía la difícil papeleta de suplir a un siempre eficiente Hugo Mallo y hasta el momento Jonny está siendo uno de los más destacados en la zaga celeste. No pierde nunca su posición, tiene salida de balón y se suma, aún con cierta timidez, al ataque. Oubiña, el eterno capitán, ha retomado el mando de la nave celeste. Aporta el orden necesario para crear el juego con una cierta lógica. Pivote del equipo, encarna la experiencia y el saber estar. Fundamental. Augusto, por su parte, ha tenido más altibajos a lo largo de la temporada. El argentino, sin embargo, está ahora de dulce. Brega cada balón por la derecha como si fuera el último y de su tobillo derecho salen cada vez más centros y asistencias de gol. Iago Aspas ha recuperado la confianza, si es que alguna vez la perdió. Enero fue un mes complicado para él y para su entorno, y entre la lesión y los rumores su juego se enrareció. Sin embargo, y más con la llegada de Abel Resino, ha recuperado la alegría en el juego y parte del olfato goleador. Tiene ganas de marcar en un derbi, y de marcar en Riazor. De hecho, es bastante probable que ésta sea la última oportunidad que tiene de remachar la red de Riazor enfundado en la celeste.

R.C. DEPORTIVO DE LA CORUÑA (RIAZOR.ORG)

Esquema e idea de juego

(4-2-3-1) El 4-2-3-1 ha sido inamovible durante toda la temporada para los tres entrenadores, y solo en ocasiones se ha probado con tres mediocentros de marcado carácter defensivo en la zona central del campo. Oltra le dio la batuta del juego a Valerón, como había hecho en Segunda; Domingos Paciencia se la otorgó a un decepcionante André Santos y ahora Fernando Vázquez ha recuperado al canario. Con el Flaco sobre el verde se requiere de más sacrificio defensivo por parte de sus compañeros porque ya se encarga él de aportar claridad al ataque. El técnico gallego ha rehecho al equipo desde atrás y el contragolpe es el arma preferida de los blanquiazules.

Virtudes

Un gran portero, el poderío físico de los dos mediocentros -Abel y Paulo-, Valerón y Riki. Pizzi, además, domina el balón parado, sobre todo las faltas centradas y lleva varios goles y varios palos de golpe franco. Y sin duda, y no se debe obviar por jugando donde se juega, la afición. Aún con todo lo que está cayendo, es el principal activo de este club.

Defectos

La defensa es el punto más flojo del equipo, y ya no solo por los nombres -que también- sino por todo el entramado defensivo, el conjunto, que no es capaz de mostrarse rocoso, contundente y fuerte. 58 goles recibidos en 27 partidos. Las cifras lo dicen todo. De entre los cuatro zagueros, los laterales son los que más sufren y aunque parecía que Sílvio y Ayoze se habían afianzado contra el Madrid y el Rayo, en el Camp Nou Manuel Pablo fue titular. Mentalmente, el equipo también es débil. Cualquier detalle dentro del juego parece pasarle factura.

El crack

Riki es el hombre gol de este Deportivo en su temporada más prolífica a nivel anotador. Con 10 dianas es, junto a Aspas, los mejores goleadores que estarán en Riazor. Una palabra para definir su año es ‘compromiso’. No jugó frente al Barcelona pero estará listo para el derbi. Ya sabe lo que es marcarle al Celta.

El catacrack

Si en un jugador se está personificando esta lamentable temporada del Deportivo, ése es Nelson Oliveira. El portugués llegó a A Coruña con aroma de crack y se quedó en una colonia de imitación. Tiene condiciones para convertirse en un excepcional delantero, pero su apatía, su desgana y su falta de implicación merma el nivel que debió alcanzar en el Dépor. No se le espera.

Nivel fichajes invierno

De los jugadores que llegaron en el mercado invernal hay dos de ellos que se han afianzado en el once titular de Fernando Vázquez: Paulo Assunçao -que ha dejado en el banquillo al emblema Bergantiños- y Sílvio Azevedo -que ha aprovechado la baja de Laure para dominar el flanco diestro-.

Jugadores más en forma

Aranzubia está volviendo a su mejor nivel tras haber estado muy alejado a principio de campaña. Riki, como hemos citado anteriormente, ha dado un paso al frente; Pizzi es diferencial y la calidad de Valerón es abrumadora. Y ojo al nivel y al peso que está adquiriendo Assunçao en el centro del campo.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.