Revolución y victoria en el partido del año

22

Rugía Riazor desde mucho antes de comenzar el encuentro. Gritos, cánticos y meigallos parecían presagiar lo que minutos después acontecería sobre el terreno de juego. Alentados por la afición, los jugadores blanquiazules desplegaron un buen juego y consiguieron neutralizar a la tan temida escuadra celeste, que se vio superada en todo momento pasada la línea del centro del campo. Un tempranero gol de Lucas Pérez decidió la balanza para los locales, en un encuentro que terminaría 2-0 con otro tanto de Jonny en propia puerta.

Comenzaba el encuentro muy serio el Dépor, sólido en defensa pero sin renunciar al medio del campo, desactivando los posibles pases para el tridente ofensivo visitante y tratando de aprovechar las dudas defensivas del Celta en los primeros compases. De este modo, avisaba Lucas de las intenciones de su equipo ya en el minuto dos con un remate alto, previamente invalidado por fuera de juego.

Se veían cómodos los jugadores dentro del campo, y poco a poco fueron imponiendo su guión del partido. Sorpresas en el once escogido por Víctor Sánchez del Amo, entre las que se encontraban las incorporaciones de Álex, Jonathan, Luisinho y Cani. Estos últimos aportaron más profundidad al juego por banda, a la vez que peligro en ataque avanzando por el centro.

Precisamente de las botas de estos dos jugadores nacería el gol blanquiazul, en el minuto 20. Luisinho se la cede al ex del Atlético que rápidamente filtra un pase para Bergantiños entre la defensa celeste. El canterano no llega a controlar el esférico solo ante Sergio, pero va con fe al balón y el rebote le cae a Lucas Pérez quien sí consigue perforar la malla rival.

Con este gol, se ponía todo de cara para los herculinos, aunque a punto estuvo de cambiar el rumbo del partido cuando, un minuto después del gol deportivista, un penalti tonto de Navarro sobre Iago Aspas era señalado por el colegiado. Sin embargo, Lux conseguía atajar el disparo desde los once metros de Nolito y Riazor respiró.

Poco a poco fue encontrándose el Celta, pero fue incapaz de generar verdadero peligro sobre la meta local. A diferencia de otros partidos como el del Levante, el Dépor no se limitó a encerrarse atrás, sino que fue capaz de hilar buenas ocasiones al contraataque, intentando ganar la espalda de los defensas celestes, confiados en la velocidad de Lucas y Jona.

No hubo mucho cambio en la reanudación de la segunda mitad. El Celta reajustó su alineación y se volcó más en la labor ofensiva para empatar el encuentro, pero el Dépor no se vino abajo y continuó esperando su momento a la contra, bien con pases largos a su delantera, bien con rápidas internadas por sendas bandas.

Cuantos más minutos pasaban, más parecía deshincharse el Celta, en parte por la intensa presión que los deportivistas ejercían desde muy arriba. Así que Berizzo decidió introducir a Guidetti en lugar del Tucu para mejorar el rendimiento de su equipo arriba, a lo que el técnico madrileño respondió introduciendo primero a Laure por Jonathan y posteriormente a Jonás por Juanfran. Daba aire de este modo VSDA a los suyos para aguantar las últimas acometidas de los vigueses.

No fueron capaces estos últimos de crear más ocasiones reales de gol y ya en el descuento un gol en propia de Jonny terminaba por sentenciar el encuentro. Al final, los tres puntos se quedan en Riazor, y el Deportivo rompe una racha de cinco partidos sin ganar, haciéndolo de la mejor manera posible, contra el eterno rival.

Ficha técnica:

Deportivo: Lux; Juanfran (Jonás Gutiérrez, min. 80), Arribas, Sidnei, Navarro; Cani (Fajr, min. 67), Álex Bergantiños, Mosquera, Luisinho; Jonathan Rodríguez (Laure, min. 75) y Lucas Pérez.

Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Fontás (Planas, min. 60), Jonny; Augusto, Wass, Pablo Hernández (Guidetti, min. 85); Orellana, Iago Aspas y Nolito.

Goles: 1-0. Lucas Pérez, min. 23. 2-0, Jonny, pp., min. 90+3.

Árbitro: Álvarez Izquierdo. Amonestó a Lucas, Lux, Mosquera, Juanfran y Luisinho por el Deportivo; y a Tucu Hernández y Jonny por el Celta.

Incidencias: Partido correspondiente a la 12.ª jornada en Riazor ante 30.666 espectadores.

Sobre el Autor