Manu Sotelo, algo más que un preparador de porteros

82

El gallego ha renovado por cuatro temporadas más con el Deportivo después de convertirse en un miembro valioso del cuerpo técnico herculino en sus dos años como blanquiazul.


Llegó en verano de 2013 al Deportivo procedente del eterno rival y como un simple preparador de porteros, pero poco a poco Manu Sotelo se ha convertido en una pieza importante del cuerpo técnico coruñés. Tanto es así, que el club herculino ha decidido renovar al de Cangas por cuatro años más, según informaba La Opinión de A Coruña hace unos días. El gallego formó parte del organigrama celeste durante cinco temporadas como responsable de la metodología de cantera, pero decidió poner rumbo a A Coruña tras la marcha de José Sambade al Besiktas. Desde su llegada, ha encajado perfectamente en la rutina de trabajo blanquiazul, tanto con los futbolistas como con los diversos entrenadores que ha coincidido.

El ex del Celta de Vigo posee el título de entrenador y su buen hacer en su primera temporada como deportivista provocó que Fernando Vázquez pensara en él como segundo de cara a esta campaña. No obstante, la destitución del de Castrofeito hizo desaparecer esta posibilidad. Aún así, la llegada de Víctor Fernández no supuso ningún problema para que el cangués siguiese formando parte del cuerpo técnico.

La implicación de Manu con el equipo ha sido máxima desde su llegada y prueba de ello es un nuevo sistema desarrollado por el gallego para que los porteros del Deportivo mejoren sus condiciones. Gracias a un portal de vídeos en la red, los cancerberos de todas las categorías del conjunto blanquiazul pueden ver acciones de distintos guardametas del mundo para aprender y corregir errores a través de las mismas.

Sin embargo, el trabajo del cangués no se ha limitado solo a la preparación de porteros. La falta de gol del Deportivo en jugadas a balón parado, llevó a Víctor Fernández a asignarle esta labor de estrategia a Sotelo en su último tramo como entrenador del club coruñés. No obstante, la destitución del aragonés hizo que el ex del Celta de Vigo abandonase esta responsabilidad y que fuese Víctor Sánchez del Amo el que recuperase la elaboración de esta tarea.

A pesar de no ser ya el responsable de la jugadas a balón parado, Manu Sotelo ha asumido nuevas labores con la llegada del entrenador madrileño. El míster herculino ha confiado en el de Cangas pese a traer consigo su propio cuerpo técnico. Los métodos del que en su día fuera ayudante fuera ayudante de Míchel requieren de la participación de todos los preparadores y el trabajo de observación es vital para corregir errores. En este sentido, el entrenador de porteros del Dépor ha sido el responsable de grabar varias sesiones en Abegondo desde un pequeño andamio instalado en uno de los campos de ‘El Mundo del Fútbol’.

Asimismo, el análisis del juego blanquiazul no se limita solo a los entrenamientos y por ello Víctor mandó al cangués ocupar uno de los pupitres de la zona de prensa, donde tiene una visión más amplia que la del madrileño a pie de campo. Desde allí, el miembro del cuerpo técnico toma nota de lo que sucede en el terreno de juego y le transmite información útil al míster deportivista a través de la cual modificar la táctica del equipo durante los encuentros. El entrenador madrileño se ha mostrado contento en varias ocasiones con la aportación de Manu Sotelo, por lo que su renovación supone una gran noticia de cara a una temporada en la que ya trabaja también el que se ha convertido en algo más que un preparador de porteros.

Sobre el Autor

1994. Madrileño, de padre gallego y residente en Madrid. Estudiante de periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Futbolero empedernido y amante de la profesión. Conocimientos en web 2.0. Ganas de aprender, juventud e ilusión como virtudes.

Comentarios están cerrados.