Meritorio pero insuficiente empate

48

El Fabril suma un trabajado empate en Abegondo ante el siempre difícil Cerceda y se descuelga ya a siete puntos de distancia de la cuarta plaza (1-1).

A nadie se le escapaba que el Cerceda era uno de los rivales más complicados que le quedaban al filial hasta el final del campeonato. Pero la necesidad de los herculinos de sumar de tres en tres para recortar la distancia que le separa con los de arriba era motivo suficiente para ser optimistas, y confiar en que los canteranos pusiesen todo de su parte para intentar repetir victoria ante los rojiblancos, como en las últimas tres visitas del Cerceda a Abegondo.

Y la verdad es que el propio Fabril invitaba a soñar a la grada con los tres puntos desde el pitido inicial. Con el equipo bien plantado en el campo y con las ideas claras en ataque ante el conjunto menos goleado del grupo, los de Tito Ramallo tardaban apenas un par de minutos en abrir el marcador, cuando tras una gran jugada de los blanquiazules Beceiro asistía a Lemos para poner por delante al filial.

Las cosas pintaban bien para los herculinos, que estaban dejando muy buenas sensaciones sobre el césped de Abegondo, demostrando que tienen potencial suficiente para jugar de tú a tú ante cualquiera de sus rivales. Con el paso de los minutos el Fabril seguía dominando el juego, pero el Cerceda empezaba a dar avisos de que no iba a ser un invitado de piedra en la teórica fiesta de Abegondo. Así, pasada la media hora de partido los de Nando ya habían dispuesto de alguna buena ocasión que metía el miedo en el cuerpo a los deportivistas, y en el 35 lograban la igualada por medio de Souto. El Cerceda había despertado, y poco faltaba para que no se fuera al descanso en ventaja.

El paso por vestuarios debía servir al filial para tomar aire y salir con energías renovadas en busca de restablecer su dominio sobre el césped. Lejos de ser así, el inicio de la segunda mitad fue asfixiante para el Fabril. Atascados los locales intentando entrar por el medio ante un equipo inquebrantable en defensa, la zaga herculina sufría para achicar las internadas por banda de los visitantes, que poco a poco se acercaban con más peligro a la meta de Marc. Solo el incesante trabajo de la defensa deportivista y la suerte evitaban que el Cerceda no diese la vuelta al encuentro en ninguna de las claras ocasiones de que dispuso, mientras el filial seguía intentando, aunque sin éxito –la tuvo Juan Carlos cerca del final-, un golpe de suerte que le permitiese sumar tres puntos vitales.

Al final, un punto muy sufrido y trabajado que puede que a final de temporada valga su peso en oro, pero que a día de hoy solo significa dos puntos más de desventaja con respecto al Pontevedra, cuarto clasificado con 56 puntos por los 49 de los blanquiazules. Al filial se le está escapando el tren del ascenso entre las manos jornada a jornada, y su margen de error empieza a ser muy limitado. La buena noticia es que el calendario que sigue no será tan exigente para los herculinos, que se enfrentarán al antepenúltimo y al colista en las próximas dos jornadas.

Datos del encuentro

Fabril: Marc, Gallego, Ángel, Insua, Oriol, Uxío, Richi, Víctor, Juan Carlos, Lemos e Iago Beceiro.
Goles: 1-0, min.3 Lemos; 1-1, min. 35, Souto.
Campo: El Mundo del Futbol, Abegondo.
Árbitro: Alejandro del Río Amor (C.T. de A Coruña).

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.