Seoane: “Está en manos del entrenador que siga jugando o no”

116

El lateral ourensano se mostró contento tras su gran partido ante el Córdoba en Copa del Rey, probablemente el mejor desde que viste la camiseta blanquiazul.

Diego Seoane se convirtió en pieza clave para que el Deportivo consiguiese la clasificación para la siguiente ronda de la Copa del Rey. Un gol suyo marcó el comienzo de la remontada, además de cuajar un gran partido, tanto en defensa como en labores ofensivas, y de transformar dos penas máximas en la tanda final.

El propio jugador reconoció en rueda de prensa que le “hacía falta” un partido así para coger confianza. “Pasar de ronda siempre da felicidad. Además lo hicimos con jugadores muy jóvenes y es una alegría. A mí me hacía falta un partido así porque después de todo lo que pasó me hacía falta para subir el ánimo. Ganamos y todo fue bien”, afirmó.

Hice mi trabajo, creo que lo hice bien y ahora está en manos del entrenador seguir jugando o no. Cuando me ponen tengo que cumplir y lo que pase ahora no está en mis manos”, comentó refiriéndose a la posibilidad de disfrutar de más minutos en Liga gracias a su buena actuación ante los andaluces.

Sobre la interminable tanda de penaltis, el canterano reconoció que el colegiado les preguntaba a los jugadores que “quién tiraba”, dados los innumerables lanzamientos desde el punto fatídico que fueron necesarios para desigualar la contienda. “Se hizo largo y estábamos un poco nerviosos”, confesó.

El ex fabrilista se permitió el lujo de marcar de cabeza tras un buen centro de Paulo Teles, que dio las dos asistencias de los tantos coruñeses. “En teoría, no estaba para rematar, pero íbamos perdiendo y me animé. Tocó en Córdoba (el gol). Le tengo mucho cariño, pero ayer era mi rival y tenía que hacer todo para ganar. Los compañeros de Córdoba se reían porque había metido allí y no soy de los que suela meter. Los aficionados se lo tomaron un poco peor. Como fue mi primer gol, lo celebré. No me pude contener”, indicó.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.