Esperpento en Riazor

96

El Deportivo sufrió su segunda derrota consecutiva al claudicar ante el Granada, colista de la Liga BBVA (0-1). Un tanto de penalti de El Arabi lastró las esperanzas blanquiazules de un equipo que no atacó con la claridad de otros partidos y se vio desborbado por la ansiedad del gol que no llegaba. La expulsión de Lux por roja directa tras derribar a Edgar en el tiempo de descuento, que acarrerá suspensión, fue la otra nota negativa de una tarde aciaga para los deportivistas.

Salía el Deportivo con su línea de cuatro modificada debido a la ausencia de Sidnei, con Navarro como escudero de Arribas, y Juanfran y Luisinho como laterales. Los blanquiazules iban decididos a sorprender a su rival en los primeros compases. En un centro de Luis Alberto, recogía Bergantiños y remataba Celso Borges, que a punto estaba de abrir la lata (min.7).
Con el paso de los minutos, sin embargo, el Granada se iba poco a poco encontrando más a gusto. Aprovechándose de la adelantada defensa buscaba la espalda de los zagueros gracias a la velocidad de Success y El Arabi. Pero sería de nuevo el Deportivo, como en otros partidos, el que estaría más cerca de conseguir el tanto. Y de nuevo gracias a la conexión de los Zipi y Zape herculinos. Luis Alberto servía de tacón para Lucas Pérez que se quedaba solo ante Andrés, pero su disparo se iba rozando el palo derecho (min.18).

Eran minutos de agobio para los hombres del debutante en el banquillo granadino, José González, que no obstante, iban a sacar petróleo de una acción que empezaba en su área. Tras un córner botado por el Deportivo, el rechace lo recogía el Granada. Conducía el balón Peñaranda, que asediaba ya el área de Lux, desprotegida por la subida de los hombres de la zaga en el saque de esquina. El atacante caía derribado en el área por un inocente Juanfran, que veía la amarilla. La pena máxima la transformaba El Arabi (min.22), entrando en la historia del club como su máximo anotador. De nuevo el Deportivo tenía que remar a contracorriente.

Eran momentos de dudas para los blanquiazules, que no eran capaces de reaccionar a la diana andaluza. Peñaranda, aunque muy individualista, continuaba haciendo de las suyas, aunque su falta de asociación evitaba males mayores. El Deportivo volvía a carburar al ritmo que marcaban las ocasiones de Lucas. Primero revolviéndose entre varios rivales en el área y ajustando un disparo al palo izquierda a la meta defendida por Andrés, que enviaba a córner (min.27); y después disparando por encima de la portería granadina, tras asociarse con Borges y Luis Alberto.
Diez minutos después, era el propio sevillano el que lo intentaba desde la distancia, aunque sin premio. Entremedias Peñaranda había conseguido sacarle otra amarilla al Deportivo, esta vez a Fernando Navarro. Acabaría con susto la primera parte para los blanquiazules. Tras quedarse solo El Arabi en el área en un despiste de la zaga que habilitaba al nueve gracias a la posición de Luisinho. El punta sentaba a Lux, cedía a Rochina y su disparo lo desviaba milagrosamente de cabeza Arribas. Con el balón muerto en el área de nuevo recogía El Arabi, pero disparaba fuera (min.44).

Tocaba seguir remando en la segunda parte. Tras el paso por vestuarios salía  con fuerzas renovadas el Deportivo, aunque adelantando aún más las líneas y obligando a Mosquera a bregar en defensa. Aunque con más corazón que cabeza, y pese a que restaban muchos minutos por delante, lo intentaban los blanquiazules. Pero, al igual que había pasado en la primera parte, era tras saques de esquina donde los andaluces sacaban más petróleo, armando rápidas contras para la carrera de un omnipresente, aunque muchas veces egoísta Peñaranda.

Buscando un referente ofensivo para los incontables centros sin rematador, Víctor Sánchez del Amo daba entrada a Oriol Riera por Bergantiños, dejando la medular con un doble pivote formado por Mosquera y Borges. Seguía atascado el Deportivo, que sólo encontraba destellos cuando Luis Alberto y Lucas conseguían asociarse. El de Monelos lo intentaba desde la distancia (min.62) y su compañero de fechorías obligaba a Andrés a desviar con peligro el esférico (min.64). Pero ninguno de los dos era capaz de ver puerta. Sí que estaba más cerca del segundo en esos minutos el Granada. La fortuna al tocar contra la madera y una providencial pierna de Lux evitaban el gol de Rochina, que conseguía disparar sin apenas ángulo (min.67).

Cada vez que los andaluces colgaban un balón al área contenía la respiración la grada, al igual que cuando el  Deportivo, víctima de la ansiedad creciente con el paso de los minutos, perdía el esférico y llegaban los contragolpes granadinos. Los blanquiazules intentaban tirar de individualidades, ante la imposibilidad de hilvanar jugadas. Buscaba el gol un casi inédito Oriol Riera, pero su zurdazo con rosca se iba desviado (min.81). Se acababa el tiempo para el Deportivo, y crecía la pillería del Granada en los instantes finales, con múltiples pérdidas de tiempo. Aún iría más allá el esperpento, con un Lux expulsado por roja directa al llevarse por delante en un despeje a Edgar. Jonás Gutiérrez sería el improvisado portero, agotados los cambios, para la última acción del partido, una falta botada por Barral que golpearía en la barrera. Muro como el que caía sobre el Deportivo, que encadenaba así su segunda derrota consecutiva en este 2016, donde seguirá una jornada más sin saber lo que es sumar de tres.

Ficha técnica:

Deportivo: Lux, Juanfran (Jonás, min.82), Arribas, Navarro, Luisinho, Bergantiños (Oriol Riera, min.62), Mosquera, Borges (Jonathan Rodríguez, min.88), Fajr, Luis Alberto y Lucas Pérez.

Granada: Andrés, Biraghi, R. Costa, Babín, Lopes, Success (Lombán, min.90), Doucoré, Krhin, Rochina (Barral, min.78), Peñaranda (Edgar, min.58) y El-Arabi.

Goles: 0-1, El Arabi (min.22).

Árbitro: Martínez Munuera (c. valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Juanfran, Fernando Navarro,  Ricardo Costa y Andrés. Expulsó por roja directa a Germán Lux.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimosexta jornada liguera disputado en el estadio de Riazor ante 23.616 espectadores.

Compartir.

Sobre el Autor