8 apuntes del Deportivo-Getafe

146

1. Remontada balsámica del Deportivo en Riazor ante el Getafe. Vital si no quería meterse en problemas clasificatorios gordos a principios de octubre. Venció el Dépor a un Getafe que renunció a la pelota y al ataque, que fue sometido por el conjunto local en muchos tramos de partido y que sin embargo pudo llegar a ponerse 0-2 con 25 minutos por delante. Amath Ndiaye disparó flojo a las manos de Pantilimon y en el contragolpe no falló Lucas Pérez. Fútbol.

2. Con esta victoria ante el Getafe salvó el ultimátum el técnico del Deportivo Pepe Mel, al que solo le valía la victoria de su equipo para sentarse en el banquillo de Ipurúa en 15 días. “Soy el mismo entrenador que hace 3 horas”, reconocía al micrófono de LaLiga nada más terminar el encuentro, evidenciando una lógica imperante: su librillo no va a cambiar por ganar o perder contra el equipo del sur de Madrid. “Salvado el primer matchball -añadió el entrenador madrileño-, pero quedarán más”.

3. En la rueda de prensa previa al partido se le preguntó a Pepe Mel si pondría de inicio a los jugadores más cercanos a él en el aspecto personal por temor a que se le pudiese hacer la cama. “Voy a poner el equipo que tengo que poner y no me extiendo de si uno es más amigo mío o no. Si voy a quién me quiere a mí más, me voy a confundir”, indicó. El técnico sacó el mismo equipo que perdió 4-1 ante el Espanyol con el único cambio de Sidnei por Arribas junto a Schär en la defensa: un 4-2-3-1 con Emre Çolak por detrás de Lucas Pérez.

4. Me parecía muy poco lógico que en el ultimátum a Pepe Mel se valorase el estilo que mostrase el equipo en el terreno de juego, se analizase el papel protagonista del Dépor sobre el campo o se midiesen las sensaciones del partido. No me parecía lógico pedirle al equipo que venciese y que convenciese. Un ultimátum debe serlo en toda regla: si ganas sigues, si no lo haces te vas. No se puede exigir convencer en un partido de tantísima presión y ansiedad; lo importante eran los tres puntos y en este caso no la forma de conseguirlos.

5. Aun así el Dépor fue mejor que su rival durante prácticamente todo el partido. Llevó el mando del juego, generó más ocasiones de gol e hizo que Guaita se convirtiese en el mejor jugador visitante. Al finalizar los 90 minutos se puede decir que el resultado es justo. Cabe destacar el papel de Luisinho en la primera parte y por el costado izquierdo, y de Fede Cartabia durante todo el partido y por todo el campo. Qué difícil resulta quitarle un balón al argentino.

6. Otra de las buenas noticias del mediodía del sábado fueron los goles de los delanteros franquicia de este equipo: Lucas Pérez y Florin Andone. El coruñés marcó en la primera pelota que pudo controlar con su pierna buena dentro del área del Getafe. El rumano anotó después de una maniobra genial controlando con la cabeza y tocando ligeramente ante la salida del portero rival. El Dépor necesita enchufados a sus dos grandes baluartes ofensivos.

7. Segunda suplencia consecutiva de Florin Andone esta temporada. Un Andone que al término del encuentro expresó su descontento por esta situación. Es consciente de que el año pasado fue el mejor o uno de los mejores de su equipo y la llegada de Lucas Pérez le está relegando a un papel secundario con el que no se encuentra cómodo.

8. Hablando de Andone y para hablar de la afición, bonita celebración entre el equipo y la hinchada tras acometer la remontada frente al equipo de Pepe Bordalás. Ni un móvil entre el público. La gente no quería grabar, no quería inmortalizar el momento en una fotografía. Quería disfrutar y guardar para sí ese instante.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.