Abel Aguilar: “La tranquilidad no se puede convertir en relajación”

42

El colombiano aseguró en rueda de prensa que su mejoría en las últimas fechas está relacionada con el trabajo colectivo de sus compañeros. Además, Riki comentó que, a nivel individual, está viviendo su mejor año como profesional.

La plantilla del Deportivo de La Coruña solamente tiene ojos para el partido de mañana frente al Zaragoza. Así lo confesó Abel Aguilar esta mañana en una rueda de prensa en la que apeló a la fortaleza mental para seguir la buena dinámica de resultados que atraviesan los herculinos. “Con el equipo que tenemos no nos puede ganar la ansiedad ni la presión. Vamos a jugar de local con nuestra afición y eso nos tiene que motivar aún más, pero digo siempre que la tranquilidad no se puede convertir en relajación”, explicó ante los medios allí presentes.

El centrocampista colombiano reconoció que su reciente mejoría individual está directamente relacionada con el rendimiento del resto de sus compañeros. “Cuando cada uno está bien físicamente y mentalmente se refleja en el trabajo colectivo. Estamos tranquilos porque se ha trabajado a conciencia y tiene que seguir así, pero vamos últimos y de ninguna manera nos podemos relajar todavía”.

Igualmente, el mediocentro admitió que no se trata de un partido especial en el ámbito personal a pesar de su pasado en la entidad aragonesa y que en esta clase de choques tan decisivos “no hay favoritos”. Además, aprovechó para analizar la situación extradeportiva que atraviesa su exequipo al explicar que “no han logrado consolidarse ni mantener una estabilidad, tampoco en cuanto al club. Esto al final se nota y repercute en los resultados y en el campo”, sentenció.

La mejor temporada de Riki

También hizo acto de presencia ante los medios Iván Sánchez Rico ‘Riki’, quien no desveló la incógnita de su continuidad en A Coruña, pero sí que afirmó que posiblemente esté viviendo “el mejor año” como profesional. Gran parte de ese éxito lo tiene su gran momento de cara a puerta, del que aseguró que “no me sirve de nada hacer gol para que luego no sumes puntos. Ahora es anecdótico y es una cosa que tampoco me obsesiona”.

Ahora mismo, al de Aranjuez solamente se le pasa por la cabeza “ganar, ganar y ganar”, pero siguió la misma línea prudente que el resto de sus compañeros al comentar que todavía no se ha conseguido nada a pesar de los últimos triunfos consecutivos. “Estos dos resultados nos han acercado más a la permanencia porque estábamos descolgados y ganando mañana se vería todo diferente porque estaríamos más cerca del objetivo, pero todavía queda mucho y aún estamos ahí abajo”, sentenció el delantero.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.