Adiós Wilk, hola Marchena

53

El centrocampista polaco estará dos meses de baja, lo que abre las puertas de la titularidad al central sevillano. Mientras tanto, el club presentó formalmente su propuesta de convenio de acreedores.


Se avecinan malos tiempos para Cezary Wilk. El centrocampista polaco, que durante los últimos encuentros se había hecho con la titularidad en el Deportivo de La Coruña, sufre una “fractura de fatiga incipiente en el quinto metatarsiano del pie derecho”, según han informado los servicios médicos del club. De esta manera, Fernando Vázquez no podrá disponer del futbolista internacional durante lo que resta de año puesto que, aunque no será necesario pasar por el quirófano, el tiempo de recuperación estimado es superior a los dos meses.


Sin embargo, al mal tiempo buena cara. El refranero popular y la buena actuación de Carlos Marchena en el último encuentro frente al Castilla evitan que los problemas coruñeses se multipliquen. El técnico de Castrofeito devolvió a Álex Bergantiños al centro del campo y le regaló la titularidad liguera por primera vez al central sevillano, quien afirmó sentirse “muy bien” gracias al “apoyo de sus compañeros y, sobre todo, de los fisioterapeutas” herculinos que le ayudaron en la puesta a punto física después de una atípica pretemporada.

El exjugador del Valencia fue sin duda el auténtico protagonista del choque al abrir el marcador con una espectacular chilena cruzada que superó al guardameta blanco. Lejos de presumir de la acción, el ganador del Mundial de Sudáfrica reconoció en rueda de prensa que su idea era “cortar la contra, pero el balón salió para ahí y hay que estar contentos”.

Del terreno de juego a los despachos

Mientras el combinado blanquiazul hace sus deberes al ocupar la tercera plaza en la Liga Adelante, la oleada de noticias extradeportivas vivió esta mañana un nuevo capítulo con la presentación oficial de la propuesta de convenio de acreedores por parte del club. Según ha desvelado en un escueto comunicado, el texto “contempla una quita del 33 %, sin pago de intereses y a un plazo total de 17 años, con dos de carencia” para reestructurar la plantilla.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.