Al Dépor se le escapan dos puntos

220

El Granada empató en el 81’ un encuentro que pudieron sentenciar los blanquiazules y que pudo haberlo hecho de no ser porque el trío arbitral no percibió un gol fantasma de Nelson Oliveira.

Recibía al Dépor un Granada con urgencias, con un punto de cinco posibles. Un Granada remozado y en formación. Y de fondo, un sol andaluz que merma a cada zancada y termina por hacer mella. Cosa de los horarios. Salió intenso el Granada, pero Los Cármenes no es Santo Domingo, feudo del que Juan Antonio Anquela hacía un sufrimiento para todo equipo que por allí pasaba. Tampoco es el Dépor el mismo equipo que cayó en Alcorcón con estrépito ante el equipo del hoy míster granadino. Y, pese a la zozobra inicial y el domino granadino, este Dépor tiene categoría y empaque. Supo recomponerse y esperar su ocasión. Con Camuñas en lugar de Valerón, el plan no era el mismo en esta ocasión. O si lo fue, no se pudo llevar a cabo sin el 21 blanquiazul.

Así, tras consumirse casi la totalidad de una mala primera parte, Riki se retira lesionado del terreno de juego. Hasta el momento, había tenido el Dépor alguna ocasión, pero era el Granada quién controlaba el partido. Fue entrar Nelson Olveira en su lugar y besar el santo. En una jugada de listo, le arrebató la cartera a Toño y consiguió el cero a uno. Quizás demasiado premio para el equipo de Oltra, que no gozaba de la pelota y se veía continuamente desbordado en ambas bandas.

Vio los flancos débiles el Granada y salió con todo en la segunda parte, pero fue ahí, a la contra, dónde el Dépor pudo y debió llevarse el partido. En una de las contras, Nelson Oliveira, muy activo todo el encuentro y dañino con espacios, desenvainó su pierna derecha y su fuerte chut fue a parar a la madera. Más tarde, en la repetición, se vería que el balón entró tras pegar en el larguero, por lo que debió haber sido el cero a dos.

A partir de ahí siguió llegando el Dépor con peligro pese al empuje local, lo que hacía prever el resultado final. A pesar de una clara ocasión de Pizzi, no mató el partido el Dépor a la contra y sí lo empató Floro Flores en el 81’ tras una fallida jugada de estrategia blanquiazul. No supo el Dépor controlar del todo un partido que tenía ganado, no lo resolvió y el castigo fue un empate que se antoja justo después del tedioso espectáculo que ofrecieron ambos equipos durante la mayor parte del choque. Sin embargo, no son malas las sensaciones que ofrece el conjunto de José Luis Oltra fuera de casa tras dos encuentros a domicilio frente a Valencia y Granada. Tras cuatro jornadas, los blanquiazules se sitúan con seis puntos en cuatro partidos a la espera de confirmar en Riazor frente al Sevilla este buen arranque.

FICHA TÉCNICA

Granada: Toño, Nyom, Mainz, Siqueira, Floro Flores, Íñigo López, El Arabi (Brahimi, m. 45), Mikel Rico (Jaime, m. 71), Orellana (Machís, m. 78), Torje e Iriney.

Deportivo: Aranzubia, Manuel Pablo, Aythami, Marchena, Evaldo, Abel Aguilar, JuanDo, Bruno Gama (Ayoze, m. 73), Pizzi, Camuñas (Álex Bergantiños, m. 58) y Riki (Nelson Oliveira, m. 38).

Goles: 0-1, Nelson Oliveira (m.40). 1-1, Floro Flores (m.80)

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó a Manuel Pablo, Evaldo, Aranzubia, Aythami por parte del Deportivo. Por el Granada, amonestó a Siqueira, Toño con tarjeta amarilla.

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Los Cármenes, correspondiente a la cuarta jornada de la Liga BBVA.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.