Bendita locura

144

Los de Oltra se llevan el triunfo en el minuto 94’ contra un Nástic ya descendido pero que dio la sensación de que estaba jugando una final. Mal y superados los gallegos, Xisco empujó a la red la ilusión de todo el deportivismo.

Épica victoria del Deportivo en el Nou Estadi de Tarragona. Épica por lo que significa (Primera al horizonte) y por el momento y en la situación en la que se dio (Xisco en el minuto 94). Los gallegos visitaron al Nástic ya descendido con la victoria entre ceja y ceja, pero se encontraron con un equipo que salió muy bien plantado sobre el campo y con ganas de darle un susto al líder de la Liga Adelante.

Así llegó el gol de Xisco Campos, con un Deportivo demasiado acogotado y sin capacidad resolutiva al no tener claridad los Domínguez, Valerón y compañía en los últimos metros. Morán y Longás jugaron a su gusto en los 15 metros -o más- de distancia existentes entre los centrocampistas y los defensas del equipo blanquiazul y el Dépor sufrió como no lo había hecho en toda la temporada.

Por ello fue tan importante el gol de Bruno Gama que sirvió para mantener la opción de sumar tres puntos al alcance de la mano. El Nástic no permitió que sucediese, y cuando ya todo parecía perdido apareció Xisco. Dos minutos antes no fue capaz de empujar el balón sobre la línea, pero el destino quería que fuese él el artífice de esta gesta. Bruno cambia de banda, Borja prolonga, Guardado centra con mucha intención, Riki la acaricia con el tacón y Xisco, Francisco Jiménez Tejada, pone el delirio. Siguiente visita, Riazor.

UNO POR UNO:

Manuel Pablo: 6. Muy bien en su labor defensiva, sobre todo en los últimos lances del encuentro cuando el equipo estaba más roto que compensó su lentitud en el gol de los locales. Aportó veteranía.

Colotto: 4. Sigue en un momento de forma más bajo del habitual, sin embargo, tiró de experiencia en jugadas de mucha presión.

Zé Castro: 6. Se lesionó en una acción de ataque, centrando un balón desde la banda derecha. Bien hasta entonces.

Morel: 4. Alocado en su juego, sufrió con las internadas de Dani Abalo. Sus centros superan en cien a los de Ayoze e incluso estuvo cerca de marcar de falta directa.

Bergantiños: 5. El único de los centrocampistas con un mínimo de equilibrio táctico para contener el juego de ataque de los rivales. Sin embargo, se le hizo muy grande el campo.

Domínguez: 4. Anárquico, al mediocentro le costó un mundo cogerle el pulso al partido. Tras el cambio de Xisco, se olvidó del ataque y retrasó unos metros su posición.

Bruno Gama: 6. Uno de los mejores del Dépor en este final de campaña, el luso se mostró muy persistente e intentó una y otra vez desbordar a su par. Providencial su gol.

Valerón: 4. Desaparecido entre los marcadores que el cuerpo técnico del Nástic le tejió a su alrededor. Solo tuvo un momento de inspiración, el pase entre líneas a Bruno.

Guardado: 5. El pase de la muerte en el último minuto, y poco más. El mexicano está acusando el cansancio en las últimas citas, aunque su compromiso sigue siendo intachable.

Lassad: 6. Sacrificado. Luchó contra los centrales durante los 90 minutos, y con la entrada de Xisco retrasó unos metros su posición.

Riki: 4. Vivió al límite del fuera de juego buscando el desmarque a la espalda de los centrales. Demasiado ansioso e individualista, no obstante participó en la jugada del gol y lo celebró como si fuese suyo.

Borja: 7. Seguro y contundente. Sustituyó al lesionado Zé Castro y volvió a ocupar la demarcación de central como contra el Valladolid. Clave en el gol de Xisco, con una vital prolongación a Guardado.

Xisco: 7. De villano a héroe en dos minutos, esos que pasaron desde la ocasión que quedó en la línea de gol a la que el balón besó las redes en el 94’. Su inestable año compensado en un disparo a un metro de la portería.

EL MEJOR:

Aranzubia: 9. Salvador una y otra vez, dio aire al Deportivo para conseguir la victoria. El ‘Pulpo’ de Logroño volvió locos a los atacantes del Gimnástic parando todo lo que se aproximó por su portería.

LAS CLAVES:

Nervios y precipitación. Los deportivistas jugaron con la presión de tener que buscar la portería para calmar la ansiedad a la que estaban sometidos. Con el gol local, ésta aumentó.

Fe inquebrantable. El Dépor creyó en sus posibilidades hasta el último minuto -no es la primera vez que sucede esta campaña- y logró un épico gol cuando el partido llegaba a su fin.

LO MEJOR:

Primera al horizonte. Tras la victoria de ayer, la máxima categoría está al alcance de la mano. Un nuevo triunfo este domingo significaría entrar una vez más en el templo de los mejores.

Capacidad de reacción. Aún sin buen fútbol, con muchos nervios y ansiedad, el Deportivo fue capaz de remontar un partido muy difícil contra un rival que luchó con todo ante el líder.

LO PEOR:

Sufrimiento. Bendito sufrimiento, pero sufrimiento al fin y al cabo. El Dépor tiene plantilla y recursos para no sufrir contra un Gimnástic descendido desde hace varias jornadas.

Cansancio. Esta Segunda División parece que se está haciendo larga para algunos de los jugadores del once ideal del técnico valenciano. Las lesiones obligan a rotar.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.