Beso a la gloria

105

El Deportivo regresa a la categoría de donde nunca debió salir un año y cinco días después. Camp Nou, Bernabéu, San Mamés, Sánchez Pizjuán… estadios que ya esperan a futbolistas vestidos de azul y blanco. Y a sus incondicionales aficionados.

El Deportivo vuelve a la élite. Y lo hace por la puerta grande. Tras un año y cinco días en el infierno y batiendo muchos de los récords existentes en la categoría de plata. Victorias consecutivas, victorias como local, posiblemente la puntuación más alta… y sobre todo con una afición indescriptible que se alió con los jugadores el primer día de pretemporada en Abegondo y que ahora festejan la consecución del objetivo.

No fue fácil, pero nadie dijo que fuese a serlo. El Huesca, rival que no tenía nada en juego, salió a Riazor sin ninguna presión ya que el Dépor tenía absolutamente toda. Y jugó plácidamente, como lo habían hecho el Xerez y el Nástic la pasada semana, gustándose con el balón y corriendo como si no hubiese mañana. El Dépor, agarrotado por querer sellar pronto el triunfo, se encontró con un gol en contra en una jugada desafortunada. Volvían los fantasmas. Había que remontar de nuevo.

Y el artífice de la conquista fue otra vez Xisco, como sucedió hace cuatro días en Tarragona. El balear saltó al campo para rematar cualquier balón aéreo que surcase los alrededores de la portería de Luis García. Al primero no llegó, pero al segundo… El segundo vale un ascenso.

UNO POR UNO:

Aranzubia: 7. Seguro en momentos cruciales. Nada pudo hacer en el gol después de que el balón cambiase su trayectoria tras tocar en Aythami.

Manuel Pablo: 6. Solvente en defensa. El capitán dejó a Laure en el banquillo y rindió a gran nivel, aportando veteranía y experiencia a la parcela defensiva.

Aythami: 5. De menos a más. Empezó nervioso y mostró fragilidad en el gol de Núñez, pero después controló a sus rivales. No se complicó con el balón.

Colotto: 5. Concentrado en defensa, oportunista en ataque. Acaba la temporada a un nivel más bajo del que acostumbró durante la misma.

Morel: 6. Más que contra el rival, Morel juega contra sí mismo y los errores que pueda cometer. Aprovecha al máximo sus limitadas condiciones físicas. Bien por alto a pesar de su estatura y perfecto centro en el primer gol.

Bergantiños: 5. Buen papel como sustento en el centro del campo, aunque con el equipo roto tuvo más problemas de los habituales.

Domínguez: 5. Sin Valerón, asumió más responsabilidad en el último pase. Sin embargo, le costó hacerse cargo del tempo en el juego de su equipo.

Bruno Gama: 8. Sensacional, termina la temporada en un estado de forma altísimo. El portugués fue un peligro constante tanto por sus pases en profundidad como por sus regates y centros desde la banda.

Lassad: 5. No encontró hueco entre la defensa y el centro del campo oscense donde ejecutar su juego. Agarrotado.

Guardado: 7. Luchador, comprometido y enormemente aplaudido. Sin duda, el mexicano se marcha del Deportivo por la puerta grande. Lo veremos en Riazor el año que viene, aunque con otra camiseta.

Riki: 6. Como punta más ofensivo no encontró el pase y se le vio más activo con la entrada de Xisco. Dio una asistencia exquisita a la que el balear no llegó por poco.

Xisco: 8. Quedará para la posteridad como el héroe del ascenso. Entró con el marcador en tablas y dio a su equipo el tanto de la victoria. Cada gol que marcó durante la temporada valió dos puntos.

Borja Fernández: 6. Se incrustó delante de los centrales para ayudar en el juego aéreo y no mostrar debilidad en el centro del campo.

Laure: s.c. Titular durante casi toda la campaña, el madrileño jugó los últimos minutos por delante del capitán Manuel Pablo.

EL MEJOR:

Afición: 10. Desde el minuto 1 en Abegondo en la pretemporada hasta el minuto 90 del partido de ayer, los hinchas blanquiazules apoyaron incondicionalmente a su equipo. Contra viento y marea. Aquí y en la Cochinchina. Muestras, ejemplos, detalles de equipo grande.

LAS CLAVES:

Otra vez a remontar. El Deportivo parece caracterizarse en este final de campaña en tener que superar un resultado adverso desde los primeros minutos. La falta de intensidad y concentración supuso el gol de Núñez.

Un gol marcado por 35.001 personas. El centro desde la derecha de Bruno Gama fue rematado por una parte del tronco superior de Xisco, así como con las voces de los miles de aficionados que gritaron al unísono el ascenso del Deportivo.

LO MEJOR:

Ascenso y campeonato. La victoria de ayer supone la consecución matemática del ascenso y el campeonato de la categoría, único titulo nacional que faltaba en las vitrinas de la junta directiva de Lendoiro.

Comportamiento ejemplar. Los aficionados que se dieron cita en Riazor respetaron a la perfección la fiesta que los jugadores querían celebrar sobre el verde del feudo blanquiazul. Ningún incidente grave en Cuatro Caminos.

LO PEOR:

Desajustes defensivos. Los defensores blanquiazules tuvieron problemas en la primera parte para contener los ataques oscenses. Dos de ellos, Núñez en solitario desde el centro del campo.

Notable baja la del ‘Flaco’. Sin Valerón, el Deportivo apenas tuvo juego entre líneas, por lo que le costó horrores crear peligro por dentro. Solo cuando Bruno y Guardado encontraron metros por delante en los costados, se vio un buen Dépor.

*Nota informativa: Las puntuaciones numéricas de los jugadores están hechas a partir de una media entre los integrantes de Riazor.org.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.