Claro que se puede

155

El Deportivo se coloca a un punto de la salvación tras vencer al Zaragoza por 3-2 en un partido loco y en el que pudo golear.

Pocas veces un partido en la jornada 30 tendrá tanto aroma a final como el que jugaron Deportivo y Zaragoza esta tarde en Riazor. En especial para el Deportivo. Tenía ante sí la oportunidad de colocarse a un punto de la salvación tras estar a nueve hace tan solo dos partidos, y la importancia del encuentro se notó desde el primer momento.

El Dépor salió mandón. Con la confianza que dan las victorias, los blanquiazules se hicieron enseguida con el control del partido y tras un aviso a Roberto, Bruno Gama rompía su sequía a los 10 minutos al definir una gran jugada de equipo. Parecía que se hacía lo más difícil, abrir la lata ante un equipo que no veía con malos ojos el empate, pero enseguida Aythami puso la primera traba del choque al cometer un inocente y absurdo penalti que Postiga se encargó de transformar.

Tras unos minutos de nervios, los de Fernando Vázquez se hicieron de nuevo con el dominio y embotellaron a los maños en su área. Abel Aguilar tuvo las más claras a bocajarro, pero una la mandó fuera y otra obtuvo la respuesta de Roberto. Cuando mejor volvía a estar el equipo, un error de Manuel Pablo desembocó en el tanto de Montañés, tras batir con sutileza a Aranzubia.

El gol fue un mazazo pero por fortuna Marchena, tras aprovechar varios rechaces en una falta lateral, ponía las tablas antes del descanso para calmar los nervios. El ‘sí se puede’ rugía de nuevo y los coruñeses salieron de nuevo convencidos en la segunda mitad, en un arreón descomunal. Aythami pudo enmendar su error pronto, pero a puerta vacía disparó al poste. En la jugada siguiente no pudo conectar bien su remate y salvó un defensa bajo palos. Toda la mala suerte que estaba teniendo el equipo se truncó cuando en un córner Abraham marcó en su propia portería tras estorbar Riki y Abel al portero.

De nuevo por delante y con media hora todavía para terminar, Fernando Vázquez dio entrada a Zé Castro por un Aythami que se marchó disgustado por la sustitución. El Zaragoza se dio cuenta de los problemas en los que se había metido y estiró líneas, buscando por fin la meta deportivista. No creó ocasiones claras pero metió el miedo en el cuerpo en cada balón al área. Hasta que la expulsión de Abraham a diez minutos del final por doble amarilla ayudó al Deportivo a templar los nervios.

Solo la incertidumbre del resultado y la inoperancia arriba de un cansado Deportivo impidió vivir con tranquilidad los últimos minutos. Ahora la salvación está a solo un punto y la marca el propio Zaragoza. Y el Granada, a dos.

Ficha del encuentro:

Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo (Ayoze, min.87), Marchena, Aythami (Zé Castro, min.61), Silvio; Abel Aguilar, Juan Domínguez, Bruno Gama, Pizzi, Valerón; y Riki (Salomão, min.74).

Zaragoza: Roberto; Sapunaru, Loovens, Álvaro, Abraham; Romaric (Bienvenu, min.77), Movilla, Edu Oriol (Víctor, min.60), Rodri (Carmona, min.84), Montañés; y Postiga.

Goles: 1-0 Bruno Gama, min.11; 1-1 Postiga (p.), min.16; 1-2 Montañés, min.35; 2-2 Marchena, min.40; 3-2 Abraham (p.p.), min.55.

Árbitro: Teixeira Vitienes (Colegio Cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a Aythami, Marchena, Riki, Manuel Pablo y Abel Aguilar por parte del Deportivo y a Sapunaru, Loovens, y Roberto por parte del Zaragoza. Expulsó al entrenador del Deportivo Fernando Vázquez (min.89) y por doble amarilla a Abraham por el Zaragoza (min.81).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número 30 del campeonato nacional de Liga disputado en el Estadio de Riazor ante unos 34.000 espectadores. Casi lleno.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.