Cómo se ven, cómo nos ven: Jose Sanchís

56

El periodista mallorquín que actualmente trabaja en Gol Television charla con Riazor.org antes del decisivo encuentro del domingo. En esta ocasión, ‘Cómo se ven, cómo nos ven’ se transforma a multimedia y podrás escuchar la entrevista.

Una entrevista que se convierte en charla. En un sistemático intercambio de opiniones entre dos periodistas que hablan, cada cual, del equipo de sus amores. Enlaces, puntos de unión, coincidencias a más de 1.000 kilómetros de distancia. En esta ocasión, ‘Cómo se ven, cómo nos ven’ se transforma a multimedia. Hablamos del decisivo duelo del domingo con Jose Sanchís, periodista mallorquín que trabaja como narrador y presentador en Gol Television. ¿En qué ha cambiado el Mallorca? ¿Qué debe temer el aficionado blanquiazul? ¿Qué recuerdos dejó allí Valerón? ¿Jugará Giovani?

El texto que acompaña esta noticia no es ni el 50% de la charla de dos periodistas, uno de A Coruña que sigue la actualidad del Deportivo y el otro de Mallorca que siempre está al día de lo que ocurre en el club balear. Charla íntegra que podrás encontrar dándole a ‘Play’ en el siguiente reproductor.

Para empezar, ¿cuáles son los principales cambios que se han notado desde la llegada de Gregorio Manzano?

Muchos y en muchos aspectos. Lo que más se aprecia, a primer golpe de vista, son las ganas del equipo de tener la pelota, de querer ser protagonista. Tampoco nos pensemos que está haciendo unas posesiones del 70-75%, pero sí tiene la voluntad de proponer y, sobre todo cuando juega de local, de intentar someter al rival a través de la posesión, que es algo que con Caparrós no sucedía.

Por otro lado, en cuestiones más al detalle, te hablaría de una aplicación del sentido común. Tampoco ha venido Manzano con la fórmula de la Coca-Cola, pero ha puesto a los mejores y a cada uno a su sitio. Tal vez es muy simplista, aunque es así. Además, se ha adoptado un sistema táctico (4-3-3) que es el que más favorece a las cualidades de los jugadores capitales del Mallorca.

Dicen que en todos los equipos en los que ha estado, Caparrós deja un legado muy importante en el aspecto físico de la plantilla. ¿Pasó eso también con la plantilla balear?

Yo diría que no, que no se notó en exceso. Habría que diferenciar entre lo que sucedió con Caparrós la temporada pasada y lo que sucedió en ésta. La pasada se veía a un equipo muy entero y que tenía una supremacía física en la recta final de los partidos, que es donde prácticamente se definían todas las victorias el año pasado que estuvo a punto de meterse en Europa. Es lo mismo que sucedía en el arranque de esta temporada, pero una serie de fatalidades hicieron que el equipo entrase en una especie de deriva.

Lo que llamaba la atención de los últimos meses de Caparrós, sabiendo el énfasis que le pone en ese tipo de aspectos físicos, era que en los últimos 20-25 minutos de los partidos el equipo estaba completamente fundido. Y eso te hacía perder la fe en el trabajo de Caparrós. Porque dentro del ideario de Caparrós estaba claro que a correr no podía ganarte nadie y cuando veías que a correr te ganaba todo el mundo, empezabas a pensar que había poco que hacer. Y creo que algunos palos de ciego de Caparrós en el último tramo lo acreditan, ni él mismo sabía atajar todas las vías de agua que tenía el equipo.

Joaquín Caparrós ya es historia en la isla y ahora comienza a arrancar el Mallorca de Manzano. ¿Qué caracteriza al juego del Mallorca? ¿En qué es fuerte y en qué es débil?

A mí ahora mismo me parece fuerte en todo, porque venimos de la nada más absoluta. Sí que te diría, aunque esto no debería decirlo aquí, que el punto débil del Mallorca está en las acciones a balón parado. Sigue estando en las acciones a balón parado, que era otro de los aspectos que bajo la tutela de Caparrós te llamaba la atención. Que te lanzasen dos córners y que uno fuese gol.

En cuanto a fortalezas te hablaría de Giovani, que últimamente le ha dado por jugar y el Mallorca crece en torno a Giovani. Y, aunque a mí me desespere porque es tremendamente individualista, ahí estaría una de las claves del equipo. También apuntaría al centro del campo. La pareja Pina-Tissone y la recuperación de Martí por detrás de ellos.

¿Cuáles son los jugadores más en forma del Mallorca?

Te hablaba de Giovani, que creo que es lo más obvio. Lleva un mes y medio muy muy bueno, al nivel que todo el mundo esperaba al comienzo de la temporada. Es un jugador que cuando está bien tiene una marcha más que el resto. Lo compararía, en cuanto a la diferencia que puede marcar, con el papel que puede tener Pizzi en el Dépor. Y subrayaría por encima de los demás, aunque no demasiado para que no nos lo quiten este verano, a Tomás Pina.

¿Llegará Gio al choque? ¿Cómo puede afectar a los bermellones que no esté su estrella?

Creo que va a llegar. Porque a Giovani ahora mismo, pese a que pueda parecer broma, aunque esté cojo lo tiran al campo. Seguro. Tiene que estar francamente mal. Si está tocado, si está con molestias, aunque las molestias sean de envergadura, yo creo que va a jugar. Porque el Mallorca tiene claro que estos son los partidos que hay que ganar. Contra el Dépor, Celta, Rayo Vallecano. Partidos que a todos nos parecen ganables y Giovani tiene que estar ahí.

¿Qué te gusta del Dépor? ¿Qué ves como puntos débiles?

Descontextualizando lo que ha sucedido esta temporada, déjame que te hable de Valerón que es una debilidad personal. Yo estaba en el campo el día que Valerón debutó en Primera División, y debutó con gol contra el Valencia de Valdano. Y estaba detrás de la portería el día que le mete aquel gol al Athletic Club después de marcharse de todo el mundo. Desde entonces es un jugador al que le profeso admiración, y más aún tras su actitud en el descenso del Deportivo. Teniendo en cuenta que ni el Mallorca ni el Dépor son el Brasil del 70 es un jugador que debe jugar, porque si está en el campo puede meterte un pase de gol.

Me gusta la portería, Aranzubia. Abel Aguilar también, pero lo entiendo como un jugador de complemento, no como un jugador capital. Álex Bergantiños, por lo que he visto, ha aguantado al equipo en los momentos más difíciles de la temporada, así que mi respeto para Bergantiños. Pizzi cuando tiene el día ha demostrado que es el que hace las cosas diferentes para el Dépor. Y entiendo la admiración de la gente por el compromiso de Riki, aunque nunca fue un jugador de mi agrado.

La defensa no me gusta, no me ha gustado al principio ni ahora viendo el rendimiento. Me parece que está coja por los laterales. Ni Ayoze, ni Laure, ni Manuel Pablo, ni Evaldo, por supuesto. Nunca me ha acabado de convencer la línea defensiva. Y mi mayor decepción es arriba. Yo, como todos, creíamos que Nelson Oliveira iba a hacer algo más, Bruno Gama no está convenciendo y André Santos me ha parecido deleznable en un partido que le estuve viendo contra Osasuna con Domingos Paciência.

Tres futbolistas del Dépor hicieron vida en Mallorca, como es el caso de Germán Lux, Ayoze Díaz y Juan Carlos Valerón. ¿Qué imagen dejaron en la retina de los aficionados bermellones?

Valerón fue esa figura oculta, esa figura que emergió cuando nadie lo esperaba en la campaña del regreso a Primera División, tras llevar un lustro en Segunda. No se esperaba demasiado de él, pero aparece como titular el primer partido y marca. Entonces la gente le echa el ojo, más que nada porque estaba tan delgado que parecía que se iba a romper. Era un jugador muy musical, lo sigue siendo ahora pero imagínatelo con la frescura de cuando tenía 20 años, era una auténtica delicia. Si al hincha del Mallorca le preguntas quiénes estarían en su once ideal, estoy convencido de que en la mediapunta estaría Valerón incluso por encima de Ibagaza, con todo lo que le dio el argentino al equipo. El recuerdo de Valerón en Mallorca es inmejorable.

Ayoze llega libre del Racing para tapar el lateral zurdo, una posición muy deficitaria, cuando se marcha Fernando Navarro al Sevilla. En Mallorca compite con Corrales, un jugador representado por García Quilón, el mismo agente de Manzano, una historia cíclica que se repite en Mallorca. A mí me parecía un jugador silencioso y tremendamente profesional. Es el tipo de profesional medio que en Primera merece ganarse la vida.

En el caso de Lux… es un tío fenomenal. Lo he tratado personalmente y es un tío encantador. Rompe con el estereotipo de futbolista millonario, gañán, poco ilustrado, ni ganas que tiene… Lux es una persona intelectualmente muy interesante, con inquietudes, muy buen conversador, muy agradable y con una ética profesional fuera de toda duda. En los porteros cuando les toca ser suplente, que al ‘Poroto’ le ha tocado en los últimos 6 años de su carrera, es cuando demuestran su profesionalidad. Facultades las tiene. Tal vez ser internacional con Argentina ha estado más barato de lo que creemos, pero este chico lo ha sido. Y ha sido portero de River, un portero que ha jugado Superclásicos (Boca Juniors v River Plate). También está el trasfondo personal de su vida (suicidio de su hermano Sebastián) y no sé hasta qué punto le ha podido trastocar la personalidad. Pero vamos, guardo un muy buen recuerdo.

Vamos con el decisivo partido del domingo. Una auténtica final para el Dépor, no tanto para el Mallorca, para engancharse a Primera. Un Six Pointer Match como le llaman en Inglaterra en este partido. ¿Cuáles pueden ser las claves?

Complicadísimo. A Valerón le tengo miedo, pero en ese sentido creo que el Mallorca va a trabajar muy bien en esa área. Valerón libre y haciendo lo que le apetezca es un peligro, y Fernando Vázquez lo ha entendido. También la capacidad de descolgarse de Abel Aguilar es para temer. Y por último por el lado deportivista, que le tengáis fe a Pizzi y que lo pongáis en la izquierda porque eso significaría que está encarando a Alan Hutton. Hutton está jugando bien, es un jugador muy intenso, 100% fútbol británico y eso es positivo y negativo al mismo tiempo. No se para nunca, por arriba va muy bien… pero tiene mucha tendencia a entrar deslizando y no sería descabellado ver a Hutton en el minuto 15 con una amarilla.

Desde el lado mallorquinista, te hablaría de la velocidad de ese grupito de arriba (Víctor, Gio y Alfaro) ante un central como Marchena que no es el hijo del viento. Y sobre todo la amplitud que le aplica al juego el Mallorca con las subidas de los laterales, Hutton y Luna, y la producción de centros.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.