Crónica de una Liga anunciada

85

El Barcelona consigue matemáticamente su cuarto campeonato doméstico en cinco años, mientras que Mallorca y Celta se complican mucho su permanencia en la categoría.

Parecía cuestión de tiempo y así fue. El Barcelona es ya campeón de la Liga BBVA tras el 1-1 entre Espanyol y Real Madrid con tantos de Stuani e Higuaín respectivamente. A pesar de que ya no lo necesitaba para certificar su título, el conjunto blaugrana se impuso de todas maneras por 1-2 al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón para redondear la fiesta, puesto que aunque Falcao adelantó a los locales, Alexis y Gabi en propia meta propiciaron que los culés todavía puedan aspirar a alcanzar los 100 puntos en este curso futbolístico 2012-13.

Quien no está para festejos es el Mallorca, que cayó por 2-1 frente al Athletic de Bilbao y se queda ya a cinco puntos de la salvación; Aduriz y Llorente adelantaron a los de Bielsa y Gio recortó distancias en los minutos finales con un golazo de falta con la zurda. También el Celta se complica mucho sus opciones, ya que además de estar con un partido menos, volvió a caer ante el Betis por la mínima con una diana de Rubén Castro. Precisamente, ése mismo resultado fue el que sufrió el Deportivo en Valladolid debido a un solitario tanto de Javi Guerra que cortó de raíz la racha coruñesa de siete partidos invicto.

Más contentos se marcharon a casa los aficionados de Osasuna, que vieron cómo sus jugadores doblegaban por 1-0 al Getafe por medio de un cabezado de Arribas en la segunda mitad. También el Valencia está un paso más cerca de su objetivo al endosar una contundente derrota por 0-4 al Rayo Vallecano con goles de Valdez, Guardado y un doblete de Roberto Soldado.

Por otro lado, mientras que el LevanteZaragoza y el MálagaSevilla finalizaban milagrosamente 0-0, el Granada cerró la jornada pescando un punto en el tiempo añadido en San Sebastián, y es que cuando todo parecía que los dos goles de Agirretxe iban a ser suficientes para que la Real Sociedad superase el de El Arabi, Recio aprovechó una jugada caótica en el área para certificar el 2-2 final en el minuto 94.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.