Deportivo 0.1

0

El Deportivo no arranca, tampoco bajo su nueva apariencia tras el cierre del mercado. Quizá ante el Albacete no mereció perder (0-1), pero lo cierto es que tampoco estaba haciendo demasiados méritos para vencer a un rival que vino a Riazor a protegerse. Pocas ideas, muchos nervios y una gran falta de acierto en los últimos metros, en pases y remates, dejan al conjunto blanquiazul  inmerso en la primera gran crisis de la temporada y a la espera de alcanzar una versión válida.

  • Cambio de chapa. Anquela dejó claro que necesitaba los refuerzos que llegaron a última hora y lo hizo desde el primer minuto. Montero, Salva Ruiz y Mollejo al campo para cambiar la pobre versión inicial de la temporada. El equipo cambió o, al menos, se vio algo más de equipo. Un grupo más compacto y que no permitía salir al rival fácilmente con la pelota.
  • Mismo motor. El Dépor se pareció más al de la primera jornada, intentando mandar con el balón, pero con pocas más ideas de lo que se le ocurriera a Aketxe. El vasco aterroriza a los porteros rivales en cada balón parado. Da igual la distancia a portería. Da igual si es un centro o un disparo. Sus golpeos son siempre sinónimo de peligro y así llegó la mejor ocasión blanquiazul en la primera parte, con una falta que se estrelló en el larguero. El problema es que la transformación todavía no es completa y el equipo sigue mostrando lagunas atrás. Ojeda no aprovechó un nuevo regalo deportivista tras un fallo de Montero.
  • VARapalo. El encuentro no apuntaba a muchos sobresaltos hasta que el VAR entró a escena. Bueno, primero no lo hizo, cuando seguramente debería. Nadal dejó suelto un remate de Mollejo y el propio canterano del Atlético lo atacó para meterlo en la portería. El árbitro no dudó en pitar falta y desde la cabina ni se tardó un segundo en no corregir la acción. No fue así en el área local, cuando la vídeo-asistencia reclamó penalti por una mano de David Simón. Así lo confirmó Milla Alvéndiz y Susaeta no perdonó.
  • Sin recursos. Los de Anquela tuvieron 15 minutos para remontar y lograron embotellar al Albacete, en parte porque se quedó con uno menos. Pero al equipo blanquiazul le falta de todo. Le falta plan y también le falta talento. Para meter un buen centro, para conectar buenos remates cuando hay ventaja. La tuvieron Santos y Beto, que dispararon fuera y a la madera antes de que Riazor entonase ya el ‘Directiva dimisión’.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Dani Giménez; David Simón, Lampropoulos, Montero, Salva; Bergantiños, Vicente (Beto, min.79); Mollejo, Aketxe, Galán (Jovanovic, min.63); Koné (Santos, min.59).

Albacete BP: Nadal; Benito, Arroyo, Kecojevic (Caro, min.65), Fran; Barri; Susaeta, Olabe (Capezzi, min.85), Karim (Silvestre, min.64), Ojeda; Zozulia.

Goles: 0-1, min.76: Susaeta.

Árbitro: Milla Alvéndiz, colegio andaluz. Expulsó a Fran García por doble amarilla y amonestó a David Simón en el Dépor y a Kecojevic, Olabe y Barri en el Albacete.

Incidencias: Estadio de Riazor, 15.249. Partido correspondiente a la jornada 5 de Segunda División de la temporada 2019-2020.

loading...

Sobre el Autor