Anquela: “Estamos acelerados pero hoy no debíamos haber perdido”

0

El Deportivo sumó su tercera derrota consecutiva de la temporada. Los pupilos de Juan Antonio Anquela fueron incapaces de superar a un Albacete que decidió desde los 11 metros. A la conclusión del encuentro, el técnico jienense analizó el encuentro en sala de prensa y reconoció que el de este sábado “es un palo muy gordo”. Para Anquela, el Dépor generó “juego y ocasiones, y creo que hemos estado ahí. Hemos merecido bastante más de lo que ha sido el resultado“.

El técnico deportivista evitó hablar de nerviosismo en los jugadores: “No creo que hayamos salido nerviosos. Hemos sido durante muchas fases mejores que el rival. No sé… Es evidente que vamos un poco acelerados y que nos ha faltado concretar en balones fáciles y opciones de gol claras. Ha habido un par de controles que se han ido en la útlima acción. Pero el equipo ha ido a más, se han creado oportunidades y ha faltado meterlas“, señaló.

El partido ante el Albacete y el cambio de Koné

Preguntado por la falta de ideas, Anquela no considera que ese haya sido el problema. “En la primera parte ha habido una acción muy clara al larguero y hemos tenido un par de opciones más. El equipo… nos ha faltado el último pase y sobre todo el último control. Una de Jovanovic clarísima y otra de Christian que era clarísima. Es evidente que el equipo tiene sus limitaciones, estamos acelerados pero hoy no debíamos haber perdido“.

Anquela matizó varios aspectos de lo que fue el juego del equipo: “En la primera parte hemos perdido dos o tres balones por jugar en largo y sobre todo no teníamos claridad para sacar el balón desde atrás. Nos ha costado un poco, cuando lo hemos llevado a banda hemos estado bien, pero si que alguna vez hemos sido demasiado directos“.

A los 58 minutos, Christian Santos sustituyó a Koné. Anquela explicó ese cambio: “Buscaba un hombre con más presencia en el área. Koné estaba cansado y creo que necesitábamos refrescar en los sitios que hemos hecho. Y los que han entrado la han tenido. Lo que buscaba con Koné era darle aire a la delantera”, afirmó.

Las acciones de la polémica

Sobre las dos acciones polémicas, Anquela fue franco. En el penalti que señaló el VAR, apuntó que “a veces te benefician y otras veces te sientes perjudicado, no sé si con razón. Cada uno tiene una visión y un punto de vista y en esto no te puedes quejar, (hay que) aceptarlo como es”. También se refirió al gol anulado a Mollejo, “me sorprende que no se haya revisado. No sé qué ha pasado ahí. Si él cree que no hay que revisar… Desde mi punto de vista, esa jugada había que haberla revisado, luego ya se vería lo que pasaría”, apuntó.

Con fuerzas, pero consciente de la realidad

Pese a los últimos resultados, Anquela se encuentra con fuerzas: “Claro que tenemos margen de mejora, es evidente. En eso trabajamos y en eso vamos a seguir trabajando. Los resultados no acompañan y el fútbol se mueve por resultados. No hay que darle más trascendencia. Hoy no hemos ganado, pero el equipo me ha gustado en la primera parte. Nos ha faltado clarividencia”, destacó.

Del mismo modo, no ocultó que el equipo viaja a Gijón necesitado. “Claro que hay urgencia de puntos. Pero si tú te metes una presión añadida… Hay que pensar en qué estamos fallando. No sé cuantas veces ha tirado hoy el rival a puerta. Hemos generado las ocasiones suficientes y el juego para haber, como miínimo, empatado este partido”.

Foto: Fernando Fernández

Luis Miguel Ramis vio al Dépor “algo nervioso”

También Luis Miguel Ramis, ahora técnico del Albacete, tuvo palabras para el Dépor, su exequipo, en sala de prensa: “Algo nervioso lo he visto. Muchas imprecisiones. Un equipo que era solvente en inicio de juego… Le está costando el inicio. Sostienen bien, pero bueno, no acaban de participar seguro todo lo que ellos quieren. Entiendo que también es un proceso. El Dépor tiene una plantilla extraordinaria e irá creciendo, pero el nivel de exigencia es altísimo”, declaró.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.