El Dépor, obligado a prolongar la mala racha del Levante

179

Este sábado se medirán Deportivo y Levante en Riazor. Ambos conjuntos llegan al duelo de esta jornada en una dinámica negativa y en posiciones comprometidas, por lo que una victoria se antoja clave en el devenir de cualquiera de los dos equipos.

A diferencia de los deportivistas, que se encuentran pendientes del estado de varios jugadores, el cuadro granota ya sabe que no podrá contar con Sergio Postigo, quien no viajará hasta A Coruña por acumulación de tarjetas. También será baja segura Róber Pier, el central cedido por el Deportivo que, como ya es habitual en los préstamos, no podrá enfrentarse a los blanquiazules por la conocida ‘cláusula del miedo’. Estas dos ausencias provocarán que López Muñiz deba alinear una zaga inédita hasta ahora, a priori formada por Chema Rodríguez y Erick Cabaco en el eje central.

El técnico del Levante calificó el partido ante el Deportivo como de importante, especialmente “a nivel de moral y clasificación”. Ambos equipos se encuentran inmersos en la pelea por evitar los puestos de descenso que marca precisamente el conjunto herculino, situándose el Levante un puesto más arriba, con dos puntos de ventaja. El preparador asturiano también avisó que “habrá que tener en cuenta el gol-average“, pensando ya en cómo pueda quedar la clasificación una vez finalice la Liga.

Pese a que el Deportivo está viviendo uno de sus peores momentos en esta temporada, el Levante no se queda atrás. Los valencianos acumulan ocho encuentros ligueros sin conocer la victoria, sumando solamente tres puntos desde la jornada 13. Este fin de semana se medirán al segundo equipo más goleado de la categoría: el Deportivo, con 44 tantos en contra. Intentarán aprovechar la fragilidad defensiva de los coruñeses para mejorar su puntería de cara a puerta, habiendo realizado más de 90 tiros en estos últimos 8 encuentros, marcando solo dos goles, siendo uno desde los once metros y el otro en propia puerta. Además, los granotas solamente han sido capaces de vencer una única vez a domicilio en lo que va de Liga, a Las Palmas, mismo rival ante el que el Deportivo sumó su primer y último triunfo lejos de Riazor en esta temporada.

El Deportivo está obligado a puntuar ante el cuadro levantinista si no quiere verse descolgado, a cinco puntos de la salvación. Una victoria supondría que los de Cristóbal Parralo saliesen de los puestos de descenso, metiendo a su rival de este sábado y hundiéndolo todavía más en una dinámica cada vez más negativa.

Sobre el Autor