El Dépor se acostumbra a ganar en el alambre

73

El equipo blanquiazul consiguió una nueva victoria de lo más sufrida ante un Xerez que no se rindió ni jugando más de media hora con un hombre menos (2-1).

El Xerez saltó sin complejos a Riazor ante un Deportivo que parecía perdido en los primeros compases del encuentro. Comandados por Capi y con la velocidad de Íñigo Vélez y Capdevila, los andaluces buscaron la espalda sobre todo de Laure y de los mediocentros, que comenzaron bastante desajustados. Sin embargo, la primera vez que los de casa pasaron del medio del campo fue gol. Bruno Gama llegó hasta la linea de fondo, centró y Lombán se adelantó a Lassad para marcar en su propia portería.

El gol no descompuso al Xerez, que siguió buscando la portería de Aranzubia con ahínco aunque sin acierto en el último pase. Lo encontró Capi una vez, pero Íñigo Vélez se encontraba en fuera de juego antes de batir la meta blanquiazul. Poco después Lassad lo imitó, aunque éste sí que estaba en posición correcta. No hubo que lamentarlo mucho ya que en la jugada siguiente Juan Domínguez se fue de todo aquel que encontró en su camino, cedió para Guardado, y el mexicano remató cruzado tras sentar a un defensa para poner el 2-0.

Con el segundo tanto sí que desapareció el Xerez y el Deportivo se gustó. Lassad y Bruno Gama lanzaron al palo y Ayoze tuvo la respuesta de Doblas a un fuerte disparo desde el borde del área. Parecía que el 3-0 estaba cerca pero en el descuento, una inocente mano de Juan Domínguez, el mejor hasta el momento, se convirtió en falta al borde del área. Campano aprovechó el regalo y Aranzubia le puso el lazo dejando que el balón se colase por su palo. 2-1 y la sensación al descanso de que el partido podía estar sentenciado, como tantas otras veces.

Vicente Moreno introdujo un doble cambio en el intermedio para salir con más mordiente arriba, con el siempre peligroso Jose Mari en punta junto a Íñigo Vélez. La apuesta funcionó ya que los azulinos, hoy de negro y rosa, volvieron a tomar el control del juego. Capdevila con un gran centro cerrado estuvo a punto de empatar, pero el Dépor a la contra seguía llevando peligro y Bruno falló solo ante Doblas tras una buena jugada de Guardado.

Cuando peor estaban las cosas el árbitro expulsó a Capdevila al sacarle la segunda tarjeta amarilla por simular penalti. Ni siquiera la superioridad numérica sirvió para ayudar a calmar el juego, ya que los blanquiazules parecían estar exhaustos y Oltra no se animaba a oxigenar a su equipo. A 25 del final entró por fin Riki por un cansado Valerón y el balón empezó a ser deportivista.

Zé Castro a la salida de un córner remató de cabeza y por tercera vez el palo de la meta de Doblas escupió el balón y Campano de nuevo de falta puso en Riazor el corazón en un puño aunque esta vez no encontró portería. El intercambio de golpes era continuo con un Dépor que volvió a demostrar una enorme carencia de contundencia a la hora de cerrar los partidos.

La entrada de Borja por Lassad permitió al Dépor coger la pausa que necesitaba y con por fin más cabeza que corazón, Doblas tuvo que intervenir magistralmente a dos disparos de Guardado y Juan Domínguez que llevaban camino de gol. No llegó el tercero y como se preveía llegamos a un final de infarto en el que cada balón colgado al área de Aranzubia era un suplicio, aunque con final feliz. La victoria permite al Dépor seguir en la segunda posición en una jornada en la que ganaron todos los de arriba.

Ficha del partido:

Deportivo: Aranzubia; Laure, Colotto, Zé Castro, Ayoze; Juan Domínguez, Álex Bergantiños, Bruno Gama (Pablo Álvarez, min.88), Valerón (Riki, min.67), Guardado; Lassad (Borja, min.77).

Xerez: Doblas; Cámara, Lombán, Gerard, Mendoza (Cordero, min.45); Campano, Rueda, Bruno Herrero (Tato, min.69), Capdevila, Capi (Jose Mari, min.45); Íñigo Vélez.

Goles: 1-0 min.5 David Lombán (p.p.); 2-0 min.22 Guardado; 2-1 Campano, min.45+1.

Árbitro: Prieto Iglesias (Colegio Navarro). Amonestó con tarjeta amarilla a Juan Domínguez, Ayoze, Colotto y Aranzubia por parte del Deportivo y a Raúl Cámara, Rueda y Capdevila, éste en dos ocasiones con la consiguiente expulsión, por parte del Xerez.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número 19 de la Liga Adelante disputado en el Estadio de Riazor ante unos 25.000 espectadores.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.