El Dépor se hace Super

0

La amenaza que Lendoiro hizo hace poco más de un año cuando el Deportivo logro el ascenso a Primera División empieza a tomar forma. Del “Barça, Madrid, ya estamos aquí”, uno de los grandes ya sabe que el equipo coruñés no va de farol después de que el conjunto blanco mordiera el polvo en Riazor ante los de Arsenio Iglesias. El equipo herculino continúa imparable y suma su quinta victoria en otros tantos encuentros, marchando líder y haciendo cada vez más creíble el sueño de pelear de tú a tú con la élite del fútbol español.

Y eso que le costó mucho más de lo que debería por lo mostrado en el terreno de juego. Porque el Dépor fue superior desde el primer minuto. Con Fran, Claudio y un Bebeto que sigue brillando en sus primeros encuentros con la camiseta blanquiazul moviendo el balón entre líneas. Los de Benito Floro sólo eran capaces de frenar el ritmo a base de faltas.

Pero el partido se puso cuesta arriba. La pegada merengue tumbó a los coruñeses en apenas cinco minutos. Hierro abrió el marcador tras una pérdida de Fran y un gran pase de Míchel, que también asistió a Zamorano para que hiciera el segundo de cabeza. El equipo estaba noqueado y parecía que habían encontrado su techo al primer examen serio.

La pizarra de Arsenio y la clase de Aldana

Pero Arsenio no iba a tirar la toalla tan fácilmente. A la media retiró del campo a Mariano y dio entrada a Aldana, que apenas tardó unos minutos enganchar fácilmente con los delanteros. Tras los dos golpes recibidos, el Dépor empezó a levantarse de la lona y Bebeto recortó distancias, precisamente tras un buen pase de Aldana.

De nuevo agarrados a Bebeto y a un Mauro Silva que está confirmando todo lo que apuntaba cuando llegó de Brasil, el conjunto deportivista se hizo de nuevo con el mando del encuentro y ni siquiera el descanso cambio el guion. Tampoco la dureza de un Fernando Hierro que a este paso acabará siendo recordado como uno de los jugadores más duros del Madrid.

Justo cuando el encuentro enloquecía y se empezaba a vivir un ida y vuelta, llegó el empate. Como en toda la noche, Bebeto estuvo más listo que los centrales blancos y aprovechó una indecisión de Nando para sortear con clase a Jaro y marcar a puerta vacía. Riazor ya era una caldera.

Incertidumbre, locura y sufrimiento

Puede ser difícil de creer visto lo que había sucedido, pero todavía quedaba lo mejor del encuentro. El Dépor no se conformó y siguió apretando hasta que consiguió forzar un error del otro central. Rocha se equivocó al despejar y marcó en su propia portería para poner por delante a los locales, aunque el tanto estuvo a punto de ser anulado por fuera de juego de Aldana, que no había intervenido en la jugada. Pero López Rekarte tampoco estuvo acertado y se fue a la calle al ver dos amarillas en poco más de diez minutos. Con uno menos, pero con todo el empuje de una afición entregada, los de Arsenio resistieron la embestida final para gritarle a todos y dejar bien claro que el SuperDépor había llegado para quedarse.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Liaño; Mariano (Aldana, min.32), López Rekarte, Djukic, Ribera, Nando; Mauro Silva, Albistegi, Fran; Bebeto, Claudio (Mujika, min.82).

Real Madrid: Jaro; Sanchís (Alfonso, min.66), Nando, Rocha, Lasa; Luis Enrique, Hierro, Prosinecki, Villarroya; Míchel, Zamorano.

Goles: 0-1, min.21: Hierro. 0-2, min.25: Zamorao. 1-2, min.35: Bebeto. 2-2, min.65: Bebeto. 3-2, min.80: Rocha, en propia puerta.

Árbitro: Marín López, colegio riojano. Expulsó a López Rekarte por doble amarilla y amonestó a Albistegi, Nando, Mauro Silva y Claudio en el Dépor y a Sanchís, Lasa y Prosinecki en el Real Madrid.

Incidencias: Estadio de Riazor. Partido correspondiente a la jornada 5 de Primera División de la temporada 1992-1993.

Sobre el Autor