El día de la pegada… y de la afición

194

Los aficionados blanquiazules se hicieron dueños de las calles de Soria y del estadio de Los Pajaritos y los jugadores respondieron sobre el campo. El Dépor acaricia la Primera (0-3).

Nueva victoria del Deportivo gracias a su enorme pegada en los últimos metros. Necesitó muy poco el equipo de José Luis Oltra para llevarse los tres puntos de un campo abarrotado de hinchas blanquiazules que no dejaron de cantar. Los goles de Bergantiños, Lassad y Guardado hacen todavía un poco más líder al conjunto herculino en una Liga que parece que no se le puede escapar.

El partido, por supuesto, dio comienzo horas antes de que el árbitro Arcediano Monestillos pitase el inicio de los 90 minutos. Miles de aficionados blanquiazules se movilizaron desde diferentes partes de España para apoyar a su equipo y montaron un ‘guetto’ deportivista en pleno centro histórico de la ciudad numantina. Desde las 11 de la mañana, los hinchas herculines llenaron los bares y tiñeron de azul y blanco una ciudad bonita pero con poca afición por el fútbol, tal y como reconocieron los ciudadanos numantinos. Los cánticos no cesaron desde que el primer deportivista pisó Soria hasta que el colegiado pitó el final del partido.

El encuentro no comenzó plácido para el Deportivo, que se encontró con un Numancia dominador en los primeros instantes. No obstante, la calidad y la pegada la impusieron los jugadores blanquiazules en las dos primeras oportunidades que tuvieron. Ambas, nacieron en los pies de Juan Carlos Valerón y terminaron en las redes de Nacho Zabal. Álex Bergantiños después de un gran centro de Bruno Gama y Lassad de un fuerte disparo hicieron las delicias de los más de 2.000 deportivistas que se dieron cita en Los Pajaritos antes de que el cronómetro marcase los 20 minutos.

A partir de entonces, el Deportivo cerró bien sus puertas en la defensa, con un Bergantiños incombustible, y atacó con cuentagotas, aunque siempre dando sensación de peligro sobre la meta soriana. Con ese peligro que entraña que tengan el balón jugadores como Bruno, el ‘Flaco’, Guardado o Lassad. Y así se llegó al descanso, con un Dépor tranquilo sobre el césped y un Numancia incapaz de hacer daño a un Lux que con el paso de los minutos se convirtió en un mero espectador.

Tras los 15 minutos de descanso, el Deportivo volvió al terreno de juego con ganas de dominar, y así lo hizo. Juan Domínguez y Valerón se adueñaron del balón y el equipo blanquiazul ganó enteros. Para más inri, en una delicatessen del ‘21’ blanquiazul el árbitro pitó mano dentro del área y expulsó al central Pavón para inclinar más si cabe el encuentro para los coruñeses. Guardado no perdonó desde los 11 metros y sentenció a los de Pablo Machín.

De ahí hasta el final sirvió para que el Deportivo demostrase su dominio en una División que parece quedarle pequeña. Por lo poco que necesitó el equipo, fue el día –uno más- de la pegada. Por lo mucho que ayudó el aficionado coruñés desde las gradas –uno más-, fue el día de la afición. Dos partes involucradas que van de la mano camino del ascenso a Primera División. No importa la hora y el lugar.

Ficha técnica:

Numancia: Nacho Zabal; Expósito, Pavón, Cabrera, Nano; Cedric (Nieto, min. 72), Nagore, Sunny (Víctor Andrés, min. 66), Bedoya; Julio Álvarez y Natalio (Díaz de Cerio, min. 61).

Deportivo: Germán Lux; Laure, Colotto, Zé Castro, Ayoze; Bergantiños, Domínguez; Bruno Gama, Valerón (Manuel Pablo, min. 78), Guardado (Pablo Álvarez, min. 71); Lassad (Riki, min. 73).

Goles: 0-1. Bergantiños (min. 15). 0-2. Lassad (min. 19). 0-3. Guardado, pen. (min. 51).

Árbitro: Arcediano Monestillo (colegiado castellano-manchego). Amonestó a Colotto por parte del Deportivo; y a Sunny, a Julio Álvarez y a Nano por parte del Numancia. Expulsó con roja directa a Pavón.

Estadio: Los Pajaritos ante 5.336 espectadores, más de la mitad de ellos deportivistas.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.