El día que Albístegi silenció El Molinón con un golazo de falta

0

Alberto Albístegi llegó al deportivo en los 90. Estuvo tres temporadas en A Coruña, consiguiendo el regreso en la primera y asentándose en el centro de la defensa las dos siguientes hasta que volvió a la Real Sociedad. Era un habitual en los onces de Arsenio Iglesias y formó en aquella defensa de cinco con Ribera y Djukic, que muchos recordarán.

Pero sin duda, lo que muchos no recuerdan, es el golazo que marcó de falta Albístegi con el Deportivo. Para muchos, uno de los mejores lanzamientos que han visto. Todo esto, teniendo en cuenta que estamos hablando de un central bastante expeditivo y que sabía cómo había que cortar el juego.

Para hablar del gol de Albístegi, viajamos hasta la temporada 92/93. El Deportivo, en esos momentos, era tercero en la clasificación. Tenía a un punto al Real Madrid, con 40, y a dos al Barcelona que lideraba el campeonato. Así fue como los de Arsenio Iglesias viajaron hasta El Molinón donde esperaba un Sporting de Gijón que flirteaba con los puestos de descenso.

Todo hacía indicar que el partido se resolvería sin goles. Hasta que en el último minuto, Claudio Barragán recibía una falta de Luis Sierra a escasos metros de la frontal del área de Ablanedo, justo cuando Marcos Vales ya estaba preparado para saltar al terreno de juego.

De hecho, es el propio Claudio Barragán el amaga con disparar, pasa por encima del balón y Alberto Albístegi envía el balón a la escuadra haciendo que golpee primero en el larguero. El Deportivo se llevó así los dos puntos que había en juego en El Molinón. Y lo hizo, además, con un tanto para ver una y mil veces. Como curiosidad, finalmente Marcos Vales no entró al terreno de juego, ya que el árbitro pitó tras el saque de centro del Sporting de Gijón.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.