El Fabril cede el liderato

97

El Fabril fue capaz de arañar al menos un punto en su visita al campo de O Roxo en un encuentro en el que fue por detrás en el marcado desde el inicio, y en el que el empate no llegó hasta el minuto 70, cuando Álex Corredera ejecutó con maestría una falta y estableció el 1-1 definitivo.

El equipo dirigido por Manuel Mosquera llegaba al campo de O Roxo de Cerceda situado en lo más alto de la clasificación gracias a las goleadas endosadas al Noia y al Racing Villalbés en las dos última jornadas — 0-4 y 5-1 respectivamente —. Pero el filial blanquiazul se presentaba con numerosas e importantes bajas para medirse a uno de los favoritos de la categoría. En este apartado destacaban las ausencias del guardameta David y el delantero Borja Domingo, ambos por lesión, y la del también atacante Ben Fisk, convocado con su selección.

El Fabril se vio abajo en el marcador nada más dar comienzo el partido. En la primera jugada del encuentro el Cerceda provocó un córner que Agulló —hijo del mítico jugador blanquiazul—terminó cabeceando al fondo de las mallas aprovechándose de un evidente despiste entre los defensores deportivistas. Este tempranero golpe pudo ser aún peor, ya que pocos minutos más tarde Abelenda tuvo el segundo en sus botas en un mano a mano contra un Anxo que, para alivio de Manu Mosquera y sus hombres, fue capaz de resolver con acierto.

Poco a poco el Fabril fue sacudiéndose el dominio inicial del conjunto local, aunque el choque siguió discurriendo sin ocasiones claras de gol y con multitud de imprecisiones en ambos bandos. La única nota destacada hasta el descanso fue la lesión de Marcos Legaz, quien tuvo que retirarse a la media hora de juego, lo que propició el debut de la última incorporación del filial blanquiazul, el joven delantero Juan Otero, internacional sub-20 con la selección colombiana.

En el segundo tiempo el Fabril, favorecido en cierta medida por jugar con el fuerte viento reinante a su favor, se hizo con las riendas del partido, no sin antes ver como el Cerceda volvió a disponer de dos claras ocasiones que pudieron suponer la sentencia del encuentro. A partir de ahí, los de Manu Mosquera empezaron a crear peligro en el área rival, especialmente en las botas de un Álex Corredera, que tras intentarlo en varias ocasiones, obtuvo su recompensa al transformar una falta en el minuto 70 e igualar el marcador.

En el tramo final el choque pudo decantarse para cualquiera de los dos equipos puesto que ambos gozaron de varias ocasiones para llevarse los tres puntos. Pese a ello, el marcador ya no se movió y el partido terminó con un reparto de puntos que, en cierta medida, hizo justicia y mantiene a los dos conjuntos en la zona alta de la tabla.

El próximo domingo 11 de octubre a las 12:00 horas el Fabril se medirá al Rápido de Bouzas en Abegondo. Los vigueses son otro de los equipos llamados a luchar por los puestos altos de la clasificación y actualmente ocupan el segundo puesto de la tabla con 13 puntos, uno más que el Fabril.

Sobre el Autor